¿Bodas, bautizos y comuniones o reformar la PAC?

En los próximos días, el 27 y 28 de Marzo se organiza un segundo “sarao” para hablar supuestamente de la Futura Reforma de la Política Agrícola Común. El primero se hizo en Toledo y visto lo que se vio, se puede concluir que no fue más que un acto para el lucimiento de Comisario Europeo , Ministra y Asaja, eso sí, con pretensiones fallidas de ser una consulta al sector y  darle “aires de democracia” a las políticas europeas agrícolas que se aplicarán a partir del 2020.

Vaya por delante que la Política Agrícola Común PAC, es una cosa importante para Europa y para nuestro país, amén de ser una de las pocas políticas que son verdaderamente comunes en la Unión europea, mucho más que las políticas de defensa, energéticas, o industriales de las que se habla mucho, pero sobre las que se hace en común mucho menos.

España recibe entre las políticas de Desarrollo Rural y apoyo a la agricultura más de 7.000 millones de euros de los fondos comunitarios cada año.Se reparten, aunque sea de forma muy mejorable, por los 8.000 pueblos españoles y dado que muchos de los precios agrarios, como los cereales que llevan 30 años sin subir de precios suponen un verdadero maná o bálsamo de fierabrás que cura, o al menos palia,  el daño de muchas de las heridas de nuestro querido medio rural.

Si el lema de “sin agricultura nada” es muy cierto,  hoy por hoy,  en una buena parte de nuestro país, sin PAC no habría agricultura.

Naturalmente que las políticas deben adaptarse revisarse y planificarse de forma constante, sin embargo en esto de la PAC se han empeñado los políticos comunitarios, seguidos de los nacionales, en que hay poner todo “patas arriba” cada cuatro años y mantener siempre al sector agrario en una permanente zozobra y sin unas expectativas claras a largo plazo, que es lo que en realidad requiere el sector, o cualquiera que va a poner un olivo, un frutal, una viña, o quién va a realizar una fuerte inversión -muchas veces endeudándose hasta las pestañas-, en un regadío, o en una ganadería.

Pero. en esta piel de toro llamada España llevamos viendo demasiado tiempo como nuestros políticos, en todo lo relacionado con la agricultura, medio ambiente y medio rural le echan la culpa de casi todo “lo malo” a Bruselas,. Sin embargo no hay concejal, consejero, o ministro, que dude en  apuntarse “todo lo bueno” . Por eso,nos tienen acostumbrados a soportar sucesivas ruedas de prensa cada año, avisando de un nuevo reparto de fondos -que son siempre los mismos- como si esos fondos salieran del bolsillo de cada uno de ellos y nos hicieran un gran favor procediendo al pago.

No es menos cierto, que parte de estas ayudas no llegan al campo,  se quedan en el barrio de salamanca de Madrid o en otros barrios pijos de nuestras ciudades, mejorando las cuentas corrientes de terratenientes acaudalados y sociedades no tan agrarias.

También es cierto, que muchas de estas ayudas acaban de mejora de la pension de  jubilación de decenas de miles agricultores retirados de la actividad agrarial,  aunque no estén concebidas para ello, ni ese sea su objetivo, detrayendo recursos de los agricultores que de verdad son activos; pero de eso, estos organizadores, que parecen tener mas vocación de concejales de festejos, que de estadistas que organizan verdaderas reuniones de trabajo y a puerta cerrada echan numeros para conseguir una politica agraria justa y activa, de eso nos hablaran  bastante menos.

Quizá a muchos, un escenario compuesto por un comisario conservador, con una ministra conservadora y un representante de la organización agraria más conservadora del país, les parezca un perfecto,  y si ademas el acto está aderezado con un periodista de la emisora de la iglesia, les parecerá lo máximo, vamos será para ellos  el nirvana agrario.  Para ocnseguirlo Incluso parecen estar dispuestos a soportar la presencia de algún socialista – de los que son light por supuesto- para dar más colorido al festejo.  

Como dicen que estamos en un país libre, cada uno esta donde quiere y vota lo que quiere, a mí eso me parece bien, lo que no soporto son los reiterados lamentos de agricultores por los daños provocados por los mismos políticos que ellos votan y ante los que se les cae la baba de admiración en estos eventos, mientras esos políticos planifican como meterles la mano en la cartera.

Los ganaderos de leche que desaparecieron arruinados este año, los jóvenes que no recibieron ayuda para incorporarse a la agricultura  por falta de fondos, aquellos que esperan inútilmente una ayuda agroambiental o ecológica que les prometieron, la desesperación que supuso para muchos  el sacrificio inútil de miles de animales por las malas campañas de sanidad animal etc, etc son cosas que existen, pero eso pertenece a la otra España, a esa que interesa que se vea menos, esa España menos "positiva" que hay que tapar o ningunear, por muy real que sea. Por eso me temo que volveremos a asistir a otro acto de fuegos artificales como el de Toledo,  algo visual y con  mucho mucho ruido porque entérense ustedes aquí es todo, todo, maravilloso.  Ahí estamos

 

Visitas: 202

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio