Con 106.007 parados en Extremadura, con domicilio estable, ¿es necesario desplazar trabajadores de fuera para las recolecciones, con el riesgo sanitario que supone?

Por la experiencia en las recolecciones de fruta en las comarcas de Lérida y de Huesca, las labores de recolección son un riesgo de infección del covid-19, no debido a la propia labor en el campo, sino por la afluencia de trabajadores de zonas infectadas y que trasladan la infección a estas comarcas, que con la convivencia en las mismas se expande de manera exponencial.
Las condiciones de convivencia fuera de la jornada laboral suele ser otro foco importante de infección en la que ni los empresarios ni muchas veces las distintas Administraciones pueden hacer algo para evitar estos contagios.
Lo idóneo sería que las labores de recolección se realizasen en la mediad de lo posible con trabajadores locales, ya que los mismos al tener un domicilio fijo y un régimen de convivencia que entraña menor riesgo, da mayores garantías sanitarias. El problema radica en que la disposición de mano de obra local disponible es insuficiente para realizar dichas recolecciones.
Por otra parte podemos observar como los trabajos del AEPSA en los municipios extremeños, no se suspenden aunque haya escasez de mano de obra en el campo.
En Extremadura, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, en el mes de julio de 2020, teníamos un total paro registrado de 106.007 personas ( 69.181 en Badajoz y 36.826 en Cáceres) de las cuales, entre agricultura y sin empleo anterior teníamos registrados 18.844 parados (12.909 en Badajoz y 5.935 en Cáceres).
Hasta la fecha ninguna administración, sea del color político que sea, ha querido intentar solventar esta contradicción, el de tener el mayor para registrado y al mismo tiempo demandar mano de obra. Ya que no se ha querido por motivos políticos, en La Unión creemos que sería el momento de acometer este problema por motivos sanitarios.
Con el riesgo que significa el traslado de personas, no podemos trasladar trabajadores, por ejemplo de Lérida o Huesca, mientras que los 626 parados en agricultura y sin empleo anterior, registrados en Almendralejo, se quedan en casa o trabajan en labores municipales, que tiene todo el invierno para hacerlas.
La Unión Extremadura exige a las administraciones afectadas (Central, Autonómica y Locales) que en base a garantizar la sanidad de nuestros pueblos y comarcas, aprueben las medidas necesarias para conseguir que los trabajos de recolección se realicen en la medida de lo posible con mano de obra local.

Visitas: 77

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio