NdP de FRUGA: CRAEGA "purga" el censo del sector ganadero como parte de un proceso electoral marcado por el oscurantismo

En ningún momento han informado a sus socios y asociados del inicio del proceso electoral y mucho menos la publicación de encuestas para este propósito. Además, excluye todos y todos los productores que comercializan directamente sus producciones sin pasar por intermediarios, por lo que no pueden participar en el proceso de elección, ni pueden ser elegidos/as.

El pasado 2 de junio finalizaba el plazo para presentación de candidaturas a los distintos consejos reguladores del campo gallego, entre ellos el CRAEGA, que regula la producción y comercialización de la agricultura y ganadería ecológicas de la Galicia. Así, los y las inscritos en el Consejo se reparten entre los distintos censos, dependiendo de se están desarrollando actividades productivas o transformadoras y de distribución. Después de dos legislaturas sin haberse celebrado elecciones en el SECTOR productor, tras sucesivos amaños entre las tres candidaturas presentadas entonces y la exclusión de la lista de la FRUGA hace ahora cinco años, este año se preveía que por fin los agricultores y agricultoras ecológicas de la Galicia podrían elegir sus representantes. Pero todo este proceso ha resultado de hecho bastante oscuro: desde el CRAEGA en ningún momento se informó a los asociados y asociadas del inicio del proceso ELECTORAL. Tampoco se informó entonces de la existencia de censos que al parecer no incluyen a todos y todas las productoras certificadas en la Galicia, aunque cumplan escrupulosamente con la normativa ecológica, el pago de las correspondientes cuotas anuales y las inspección periódicas a las que someten el CRAEGA a los y a las asociadas: los censos incluían sólo a los productores y productoras que habían emitido volantes certificativos en el último año. Este va a ser el motivo para decretar la nulidad de la lista de la FRUGA.

¿Qué son los volantes?
Los volantes son un documento que acompaña al producto en el momento que se comercializa para acreditar su origen en una huerta de producción ecológica certificada por el CRAEGA. La emisión de ese documento, que sólo se emplea en el caso de ventas a distribuidoras, industria transformadora o tiendas, como bien sabe el CRAEGA  incluye los datos de vendedor/la y comprador/la  (nombre completo, dirección, *NIF...) y supone además un sobre coste en forma de tasa emitida por el CRAEGA de un 2% sobre el precio del producto en el caso de los productores y productoras, (para comercializadores e industria esta tasa se reduce a la mitad, 1%). El caso es que los labradores y labradoras que comercializan directamente sus producciones en ferias y mercados no emiten tales documentos (al igual que no se cubre una factura cada vez que se vende, por ejemplo, una lechuga). Este nunca fue motivo para excluir a nadie del Consejo ni para menoscabar sus derechos y deberes con respecto al mismo. Pero
en esta ocasión sí que va a servir al CRAEGA para depurar el censo ELECTORAL y limitarlo a aquellas personas que habían operado con industrias o distribuidoras, y denegar el derecho a elegir o ser elegidas a las personas excluidas.

Mas del mismo de un CRAEGA entregado a la gran industria y a la exportación.

Que el CRAEGA está cada vez mas desacreditado entre el SECTOR productor ecológico en la Galicia no es algo nuevo. Cada vez son mas las productoras y productores ecológicos que optan por distintas modalidades y formulas certificativas alternativas al CRAEGA. De hecho el Consejo utiliza sistemáticamente a productores y productoras primarias como imagen, pero centra la mayor parte del esfuerzo presupuestario y publicitario en el sector industrial y transformador, especialmente en el de mayor dimensión económica, que es lo que puede sacar partido de las campañas y ferias internacionales que tanto gustan a la cúpula dirigente. Preocupados por las cifras económicas, las cuotas de mercado y la presencia en esas grandes ferias internacionales, olvidan que si existe agricultura ecológica en la Galicia es gracias los productores y productoras que marginan y desprecian.


Abriendo las puertas a la gran distribución, dejando indefensas a las productoras y productores

Esto es lo que se demostró en las jornadas formativas que organizó el CRAEGA recientemente y en las que se presentaba a las grandes cadenas de distribución como futuro para la comercialización de la producción ecológica gallega. En esa jornada en concreto, la convidada fue Carrefour. Precisamente cuando son por todo el mundo conocidas las nefastas condiciones económicas impuestas desde la grande distribución a los productores y productoras agrarias, y presentarnos el futuro ligado a ese modelo, además de un insulto a la inteligencia de los productores y productoras ecológicas gallegas, supone en la práctica reconocer que para nada les importa el futuro de la agricultura ecológica en Galicia, y sobre todo, de las personas que están detrás de la azada, siempre que puedan presumir de grandes cifras de superficie certificada, volumen de negocio, y cientos de visitantes por stand. Todo esto con el silencio cómplice de los supuestos representantes del sector integrados en las organizaciones profesionales sistémicas que probablemente recaigan de nuevo sobre los que los venían ocupando, esperando que finalicen pronto las reuniones para ir temprano a almorzar, única preocupación que al parecer tuvieron nos últimos cinco años.

Visitas: 21

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio