EL PICOTAZO: El “No” Ministerio de Agricultura

El Partido Popular le ha puesto la palabra “Agricultura” al Ministerio, como el sector quería, pero le ha quitado casi todo lo demás, empezando por el presupuesto y acabando con la posibilidad de tener un proyecto de sector agroalimentario que todo país desarrollado y moderno tiene y necesita.

Al contrario que en otros países de la Unión Europea, aquí sólo se hace lo que  presupueste y pague Bruselas lo demás, eso que se dice que se hará,  es “chau, chau” y foto viene y declaración positiva va.

Incluso lo que paga Bruselas se gestiona de forma muy mejorable  porque  si nos fijamos en los planes de Desarrollo Rural 2007-2013 y de cómo fueron cerrados  unos, y deprisa y corriendo y otros perdieron dinero comunitario, no dice nada positivo de la eficacia de algunas de  nuestras administraciones.

El parcheo y la improvisación de los gobernantes lo pagan caro los gobernados especialmente  los más débiles; así vemos lo que ha pasado, a modo de ejemplo en el sector lácteo, donde  tras un primer intento de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de poner orden sancionando los acuerdos a la baja, de precios entre las Industrias y un inexplicable voto a favor del gobierno de España (junto a otros) en el Consejo de Ministros europeo para eliminar las cuotas de la leche, provocaron finalmente el hundimiento de los precios para los ganaderos.

Después, entre muchas sonrisas inexplicables para mi (si no eres accionista de estas empresas) y acuerdos de foto de escalera en el Palacio de Atocha, vemos como la industria y la distribución campan a sus anchas más que antes mientras han cerrado arruinadas varios miles de explotaciones -mil ganaderos de lácteo sólo en el  último año- mientras la leche se paga, en este país -deficitario en su producción- , por debajo de la media europea,  porque sí y por bemoles.

No hay objetivos de políticas de regadíos, ni hidráulicos, porque Bruselas sólo paga ya algunos proyectos muy concretos, harta quizá, de que se le pretendan colocar desde nuestro país,  nuevos regadíos en cuencas sobre-explotadisimas,  como si fueran planes de ahorro de agua y energía.

En el área medioambiental no se cumplen los objetivos, ni los plazos medioambientales de casi nada, ni de la Red Natura 2000, ni de los cauces ecológicos, ni de depuración de los  vertidos a los ríos, etc etc.

Muchas de estas competencias, están en manos de las Comunidades Autónomas que han pasado en 10 años de hacer decenas de declaraciones de nuevos espacios y aéreas protegidas por doquier -porque era muy ecológico y muy guay- a decir que no hacen los planes de gestión o simplemente no hacen nada, porque no tienen presupuesto para mantenerlas, ni para cumplir con los objetivos mínimos de conservación.

Por eso muchos miles de agricultores y ganaderos ven con preocupación cómo quieren imponerles limitaciones productivas  -en muchos casos de espaldas a toda lógica científica y de conservación - sin que nadie esté dispuesto a compensar, ni indemnizar nada por ello.

Con una bajada real de los precios a los productores agrícolas y ganaderos y una subida a los consumidores,  como ha ocurrido  en el último año, se nos vende una falsa recuperación del consumo interior de las familias en el capitulo alimentario que se afirma,  pero que en realidad y si se miran los datos, no existe.

Solo se hace patente el crecimiento en relación con el canal Hostelería, Restauración y Cafeterías (HORECA)  este si, muy relacionado con el turismo y el consumo interior, pero el consumo que nos viene de fuera.

 En los sectores agroalimentarios,  sólo “funcionan” aquellos  sectores que por ellos mismos consiguen exportar, como el del vino,  que paga una miseria por la cosecha a la mayoría de los  productores y por ello, algunos poderosos industriales, consiguen un plus de ventaja competitiva en los mercados internacionales; esa ventaja la aprovechan también al albur del desarrollismo de china y su creciente demanda. El porcino es otro ejemplo similar, aunque en ese sector,  como en el del aceite de oliva, sí han mejorado los precios a los productores.  

Por eso, las rentas de los agricultores y ganaderos en su conjunto siguen mal,  las inversiones reales del ministerio de agricultura, han descendido más de un 50% en los últimos años y el, estado español sólo financia directamente un 19% del presupuesto del ministerio.

El resto se paga desde Bruselas, o se espera que lo page, ya que en materia de Desarrollo Rural el ministerio y varias comunidades Autónomas se han acostumbrado a “inflar” año tras años unos presupuestos  con lo  que supuestamente pagará Bruselas,  que saben de antemano que en este área no se cumplirán.  

Los presupuestos de este año, con nuevos y adicionales recortes, dan la puntilla a un ministerio que lleva camino de convertir a sus funcionarios en lo que denunciaba Mariano José de Larra con el letrero siempre puesto de “vuelva usted mañana”.

Muchas Comunidades Autónomas también publican ordenes de ayudas, que saben que no podrán cubrir más que de forma anecdótica, por lo que acaban  llenando de frustración a muchos profesiones y a  muchos jóvenes que quieren incorporarse a la agricultura, tras oír los mensajes de apoyo de los políticos a los  que “se les llena la boca” de  ayudas y apoyos a la juventud pero que en realidad las ayudas llegan tarde mal y nunca y cuando llegan se les  pide que pasen por caja de hacienda.

Ya sé que hay algunas cosas positivas, y que hay quien dirá que soy demasiado critico y negativo, pero me parece que también hay que compensar tanto medio afín al gobierno/s, tanto lameculos y estomago agradecido a tanta publicidad institucional repartida o  por repartir y a la presión de tanta  gente esperando “que hay de lo mío”. Digo yo que tal como estan las cosas, alguien tendrá que hacer de contra punto y recordar tantas realidades que están en la opinión pública -aunque nunca sean publicadas-

En cualquier caso, se echa en falta una mayor dosis de realismo y humildad el algunos altos cargos de ese ministerio y en algunos consejeros de las comunidades autónomas, porque cuando oyes a sus administrados no tienen motivo para tanta condescendencia y tanta complacencia.

Yo no  les deseo ningún mal, es más sólo les regalaría una explotación de vacuno de leche de tipo medio en Galicia, o una de viña en la Mancha, o un campo  maíz en Extremadura o Lleida, esos si, les obligaría a tener qeu vivir de ello.

Buena semana a todos

Alvaro Tapia

Visitas: 225

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio