La sequia y las heladas han hecho estragos en buena parte de nuestra agricultura y ganadería, la profundidad del daño se verá en las próximas semanas en el cereal y más adelante en los cultivos de regadío, que sufrirán el hecho de que muchos pantanos y caudales de ríos estén en mínimos, como ya está el Ebro sin ir más lejos.

España es un secarral con tres cuartas partes del país amenazado por la desertización los incendios y las sequias pero a nadie parece importarle demasiado, salvo a los que sufren directamente. Al ministerio lo han dejado si presupuesto para nada,  hasta el punto de que en otro picotazo -yo mismo lo definía como el NO presupuesto del Ministerio de Agricultura- Esto es así, no por casualidad sino  porque  lo ha decidido el gobierno y los partidos que le apoyan.

Los últimos gobiernos han hecho un grave daño  al sector agrario, que solo el tiempo valorará en su justa medida, pero el precio lo pagaremos mas pronto que tarde y se deberá a haber abandonado toda política de inversiones en infraestructuras, planificación de regadíos eficientes, además de mantener una tímida política de seguros agrarios, consistente en  un “mantente mientras cobro” con un serio riesgo de derrumbarse, si no se hace una apuesta real y decidida por parte , no sólo del Estado sino también de las Comunidades Autónomas.

Además la Unión Europea, con el asentimiento y la aquiescencia del gobierno español,  sigue firmando acuerdos de libre comercio con todos nuestros competidores agrarios, con los que  facilitan la entrada de todo tipo de productos de nuestra competencia, como aceites del norte de África, naranjas de Sudáfrica, productos ecológicos de Chile, flores y plantas ornamentales de Centroamérica y ahora también carnes, previsiblemente hormonadas, de Canadá etc etc, en una clara competencia desleal, pero tampoco pasa nada.

 El tancredismo del gobierno en este ámbito es inaudito, pero parece que no hacer nada,  en este y otros sectores, les sale rentable en política de partido - lo que puede deberse en parte a los lamentables espectáculos de la oposición- pero aunque así fuera, el precio que vamos a pagar como país,  en este sector agroalimentario será grande en unos pocos años.

Eso no importa, el gobierno está trabajando en términos de “ahora mismo”, y en los maquillajes de ocasión y como  de momento la foto de la balanza comercial no es mala, y el comisario de agricultura viene a España donde le desinforman,  todo parece ir bien.

Al margen de la estrategia individual de cada empresa o grupo de empresas, no hay mas planes ni estrategias solo ir al “tran tran” de la situación, haciendo lo que se puede para no quedar mal en los medios mientras nadie sabe, ni estudia si se van a mantener las circunstancias actuales en los mercados, las exportaciones, los precios de la alimentación o  el empleo.

 Nuestra balanza comercial en la actualidad, es positiva en realidad por cuatro cosas, como son la demanda china de carne de cerdo, el aumento las exportaciones de aceite de oliva a mayor precio por  la baja cosecha de aceite  en otros países, la venta masiva -a precios de ruina- de vino a granel para que se beneficien 3 o 4 personajes, o  la producción de frutas y hortalizas a la que están condenando a  muerte, con los acuerdos comerciales citados.

¿Alguien analiza y planifica con una visión de interés general del país y de nuestro futuro en este sector? Si van ustedes a la página del ministerio donde deberían estar esos planes no encontraran nada, solo pasado. Si quieren pasar envidia, hagan la prueba de comparar con los planes de nuestro vecino del norte Francia y sus estrategias de futuro en el sector agroalimentario.

OPAS y Partidos Políticos a lo suyo

Algunas organizaciones agrarias se quejarán  de la falta de apoyo del gobierno al sector por la sequia y las heladas, lo que es cierto, pero tampoco pasará nada, el Partido Popular sabe que el campo es conservador y que le perdona casi todo. Mientras la COPE no le ataque y se conforme con criticar a Agroseguro . El  gobierno aumentará sensiblemente las subvenciones a algunas organizaciones agrarias -como curiosamente ocurre este año- y probablemente todo quedará en un chau, chau para justificarse y hacer un poco de paripé ante los agricultores. Lo demás lo arreglará Rajoy en  campaña electoral, con una foto en un campo de alcachofas y otra en una vaquería.

Me temo que el refrán de “oveja que bala pierde bocado”  es de aplicación en este caso. Yo lo imagino porque me publican estos picotazos, en un portal donde no se conforman con ser ovejas y no paran de gritar  y quizá por eso nadie les pone comida  en el pesebre.  

El partido de Ciudadanos con un importante potencial del crecimiento en este sector,  lo está dilapidando por semanas, porque por sus propuestas y actuaciones se ve, que al campo lo tiene en último lugar y que “pasa olímpicamente” de la agricultura, ganadería y medio rural, mientras que el PSOE no sale de sus guerras internas.

 Curiosamente Podemos, junto a algunos partidos nacionalistas -entre los que no está el PNV – sí están realizando propuestas e iniciativas en defensa del medio rural del conjunto del estado, aunque con poco éxito mediático y práctico, por una cuestión de mayorías y de números.

La excepción en positivo ha sido, en estos días, el acuerdo  parlamentario por consenso para resucitar la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, una buena Ley que no funcionó en su día por falta de presupuesto, como pasará ahora si las cosas no cambian mucho.

En fin, esto del campo no preocupa mucho en general a nuestros políticos, no hay más que ver cualquier año el debate del estado de la nación, para comprobar  que el 80% del territorio que es el medio rural, junto con  la agricultura, la ganadería y la alimentación no se llevan ni una línea de propuestas o análisis sobre la situación del país.

 ¿Será que a pesar de que dar de comer todos los días a más de 47 millones de ciudadanos ¿no es importante?, ¿será que subir el precio de los alimentos a todos los consumidores  mientras bajan el precio al que  compran  en el campo no le importa a nadie? o ¿es que los agricultores y ganaderos no nos hacemos valer? ¿Será que estamos muy mal representados por cuatro getas que están al servicio de su propio egoísmo y de otros intereses?

Fíjense la que estén liando los estibadores en los puertos,  no se cuánta razón tendrán, ni si saldrán victoriosos o no, pero está claro que están  luchando por sus puestos de trabajo.  En este sector se ha generalizado la desgana, la desconfianza, la apatía,  mientras nos quejamos de lo que pasa sin hacer nada para evitarlo. Entre tanto quien más engaña al campo, más seguidores tiene, o si es empresa más caja hace. Mientras muchos agricultores y ganaderos se han especializado en ser llorones de barra de bar, plañideras de casino, acojonados por si les quitan la PAC. Así nos va y ahí lo dejo.

Buena semana a todos.

Álvaro Tapia

Visitas: 277

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio