La Jornada Estatal de Seguros Agrarios de Unión de Uniones, en colaboración con ENESA, repasa algunas de las principales líneas del 39º Plan de Seguros Agrarios

Este 20 de septiembre La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, en la Jornada Estatal sobre los Seguros Agrarios celebrada en Mérida con la colaboración de ENESA, se ha ratificado en la utilidad del Seguro Agrario como una herramienta fundamental en la gestión de los riesgos que pueden afectar de las explotaciones agropecuarias considerándola como un coste fijo más de la explotación.

Las jornadas han contado con las ponencias de expertos de la organización y de Agroseguro que han realizado un constructivo repaso a algunas de las líneas de Seguro que se consideran prioritarias para el 39º Plan.

Es muy importante que las distintas Administraciones tanto Central como Autonómicas continúen considerando el Seguro Agrario como un instrumento prioritario, muy potente para desarrollar una verdadera política agraria y a la que cada una de éstas administraciones deben tener muy claro que se deben con la suficiente dotación presupuestaria.

           Se ha de tener en cuenta que aunque el presupuesto de ENESA para subvencionar las declaraciones de seguro en el 39º Plan de Seguros Agrarios se ha mantenido, el nivel contratación en el actual Plan se ha incrementado significativamente (en líneas como la de cultivos herbáceos extensivos o la de compensación por pérdida de pastos) hecho que ha obligado a ENESA a pedir a través de la Ley de Sequia del 2018 una mayor dotación económica para hacer frente a las subvenciones de las pólizas contratadas.

           En la Jornada se explicaron las coberturas de cada una de las líneas de seguro para seguir con un debate donde se plantearon propuestas de mejora exponiéndose a continuación las principales conclusiones:

 Seguro de explotación de apicultura:

 Continúan bajos los niveles de implantación de este seguro ya que se estima que se aseguran únicamente el 11,27% de las colmenas existentes en el territorio nacional

  • Para esta próxima campaña se han incorporado importantes mejoras demandadas por el sector como son:
    • Posibilidad de asegurar los núcleos
    • Eliminación de la doble franquicia en siniestros reiterados de golpe de calor acaecido durante un periodo de 20 días.
    • Incremento de los valores de compensación para la garantía adicional de sequía en un 30%
    • Se flexibilizan las condiciones en caso de infraseguro admitiéndose un margen de hasta un 7%.
  • Se ha de continuar trabajando en la adecuación de las tablas de peritación de la garantía adicional de desabejado repentino provocado por abejaruco, así como la necesidad de perfeccionar los parámetros que actualmente se utilizan para valorar las pérdidas que el productor sufre a consecuencia de la cobertura adicional de sequía.
  • Necesidad de trabajar en el estudio de las coberturas que se pueden contratar en el seguro agrario y las que se pueden contratar en los seguros particulares de manera que se eliminen las duplicidades de coberturas.

 Seguro de ganado ovino y caprino:

 La implantación de esta línea de seguro es baja ya que a nivel nacional únicamente se asegura el 7,06% de los animales asegurables, destacando La Rioja con un 26,74%, Navarra con un 22,19% y Castilla-León con un 14,41%.

  • En la Jornada se realizaron distintas simulaciones del coste del seguro para cada una de las garantías adicionales que se puede añadir a la garantía básica, constatándose la necesidad de revisar la tasa de la garantía básica si se compara con las tasas que se ofrece a través de las compañías particulares.
  • Estudiar la inclusión de la garantía adicional de robo y de responsabilidad civil (aunque fuera sin aplicar subvenciones).

 Seguro de compensación por pérdida de pastos:

 Este seguro compensa el mayor gasto derivado de la necesidad de suplemento de alimentación a consecuencia de falta de pastos en las explotaciones de ganado bovino reproductor y de lidia, ovino y caprino y equino en régimen extensivo o semi-extensivo.

  • Cada 10 días se determina el índice de vegetación de cada zona homogénea mediante la utilización el sensor Modis del satélite Terra y se compara con la media de la misma decena del periodo 2000-2017 para la misma zona.
  • La persistente sequía que muchas zonas de España han sufrido los últimos años han comportado una subida de las primas en algunas comarcas implicando un incremento del coste de este seguro, existiendo de todos modos, una gran variación del coste del seguro en función de cuál de las 4 opciones de seguro se contrate el del valor de aseguramiento de los animales.
  • Este año se ha modificado el mapa de pixeles de manera que se adapta mejor a la realidad de cada zona. 

Seguro de olivar y de frutos secos:

 Estas dos líneas de seguros tienen unas coberturas muy parecidas por lo que las problemáticas que se debatieron en la Jornada son bastante semejantes:

    • Niveles bajos de contratación.
    • Necesidad de constar en una base de datos en donde queda determinado los rendimientos asegurables, las tasas y las coberturas que se permite contratar.
    • Posibilidad de revisión de rendimientos y tasas o de solicitar la asignación de las mismas en caso de no constar en la base de datos.
    • Coste alto del seguro para las coberturas que se pueden contratar.
  • De todas maneras, al tratarse de cultivos que agronómicamente han evolucionado mucho en los últimos años, con plantaciones superintensivas en olivar y en el caso del almendro con la implantación de plantaciones en regadío con suficiente dotación de agua con variedades de floración mucho más tardía hace que el seguro que se puede contratar tenga un nivel de cobertura muy superior a un coste del mismo mucho más asequible.

 Seguro de cereza:

 El debate que se estableció entre los asistentes una vez expuestas las coberturas de esta línea de seguro giró en torno a lo específicas que son las explotaciones del Valle de Jerte y la necesidad que tiene el seguro en tener en consideración aspectos tan importantes de la zona como pueden ser:

  • Dimensión de la explotación: se trata normalmente de explotaciones de pequeño tamaño.
  • Gran número de explotaciones.
  • Rendimientos muy irregulares y que dependen de las condiciones climáticas
  • Diversidad de variedades: en toda la zona podemos encontrar más de 70 variedades (que a efectos del seguro se han agrupado en 17), todas ellas con distinta fecha de maduración y recolección y con distinto comportamiento frente a riesgos como la lluvia.
  • Nivel muy bajo de contratación en Extremadura ya que es del 12%.
  • Alta siniestralidad en riesgos como la lluvia o la helada/resto de adversidades climáticas, siendo un seguro desequilibrado.
  • Aunque se han realizado a lo largo de los años continuas modificaciones en las coberturas del seguro, éste no se adapta a las necesidades del sector productor.
  • Al ser un cultivo, en el Valle de Jerte, con unas características sociales y medioambientales muy específicas necesitaría, para compensar el alto coste del seguro, de un mayor nivel de subvención tanto por parte de ENESA como de la Junta de Extremadura.

Queda claro que estas explotaciones no tienen nada que ver con las explotaciones de cereza que se aseguran en el resto de España por lo que se ha de continuar estudiando las características de este seguro para que se adapte a la realidad de estas explotaciones.

Unión de Uniones ha pasado estas conclusiones, junto con sus propuestas, a ENESA con vistas a hacer del seguro agrario una herramienta cada vez más útil para el agricultor y ganadero.  

Visitas: 96

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio