La Unión de Extremadura solicita al Gobierno Autonómico que se prohíban los asentamientos de abejas en frutales para evitar la propagación del fuego bacteriano

La enfermedad del Fuego Bacteriano de los frutales de pepita (peral, membrillo y manzano) en Extremadura, se ha considerado endémica, ello no significa que se tengan que relajar las medidas de control de dicha enfermedad. En estos momentos, en la Región, están empezando a florecer estos frutales y es precisamente en estos momentos cuando hay que extremar las medidas de protección contra esta enfermedad que recordemos no tiene cura y que lo único que se puede hacer para evitar la propagación son medidas preventivas. Según todos los estudios realizados en las distintas Comunidades Autónomas en relación con esta enfermedad, uno de los vectores de contagio y propagación de la enfermedad son las abejas, estos insectos tan beneficiosos para la polinización se convierten en estos momentos en el mayor peligro de los frutales de pepita.

Hasta la fecha y desde el 2009,  se han tenido que arrancar más de 600 has de frutales que han afectado a mas de 150 agricultores, con lo que se han perdido más de 37500 empleos.

            La Unión de Agricultores y Ganaderos de Extremadura ha solicitado al Gobierno de Extremadura  que se prohíban los asentamientos de colmenas en las zonas de influencia de los frutales de pepita de la Región para evitar la propagación de esta enfermedad mortal para los frutales. 

Visitas: 471

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio