LA UNIÓ critica que la Generalitat deje sin ayudas en 2013 y 2014 la incorporación de jóvenes en la agricultura cuando más demanda hay y más se necesita

Les impide también así acceder a las ayudas del pago único de la PAC

Sólo se necesitaban anualmente 4,2 millones de euros pero no han sido capaces de encontrar presupuesto, aunque sí para organizar eventos de dudosa rentabilidad

 El envejecimiento de la población activa agraria en el mundo rural valenciano, donde predomina la agricultura y la ganadería, nos lleva a una necesidad de fomentar el relevo generacional, la incorporación de jóvenes que asuman las competencias necesarias para garantizar la continuidad de este sector fundamental para las zonas rurales, y por extensión para el conjunto de la economía de la Comunitat Valenciana. El 70% de titulares de explotaciones agrícolas de la Comunitat Valenciana tenía más de 55 años y los mayores de 65 eran ya el 43% según el censo agrario de 2009, cifras que ponen de manifiesto la necesidad de políticas que incentiven el rejuvenecimiento del sector agrario valenciano.

 Esta situación se contrapone con la realidad. Más del 50% de los jóvenes se encuentran en paro. La crisis en otros sectores lleva ahora a muchos jóvenes tanto cualificados como no, a volver a la agricultura como forma de vida; bien recuperando, manteniendo y heredando la explotación familiar, bien tomando la iniciativa personal de trabajar y emprender en este sector. La actividad agraria es la principal fuente económica y de empleo en numerosas comarcas de la Comunitat Valenciana, así como el principal sector exportador de nuestra economía.

 Pese a ello el Gobierno Valenciano ha dejado, tal y como critica LA UNIÓ, sin ayudas para la incorporación de jóvenes tanto este año 2013 que ahora finaliza como a buen seguro el próximo 2014. Únicamente, con una cantidad de 4,2 millones de euros que debería aportar la Generalitat en cada una de las dos anualidades, podrían haber seguido con ayudas aquellos jóvenes que desean trabajar en la agricultura, pero el Gobierno valenciano no ha sido capaz de encontrar presupuesto desde el departamento agrario autonómico.

 Con tanto dinero invertido por parte de la Generalitat en infraestructuras inutilizadas, en actos o eventos que poco o nada benefician al conjunto de la sociedad valenciana, en patrocinios a entidades privadas; no nos podemos creer que no sea capaz de destinar sólo 4,2 millones de euros en apoyar la incorporación de jóvenes en el campo.

 En el año 2012 se presentaron 312 solicitudes de jóvenes para su incorporación a la actividad agraria de las que sólo se aceptaron 187, debido ya a los recortes presupuestarios y el pago de deudas contraídas anteriormente lo que viene a certificar la nefasta gestión de la Conselleria de Agricultura en los últimos años y su abandono de los sectores productivos. En el año 2010 por ejemplo se aprobaron el 78% de las solicitudes presentadas mientras en el último año que se sacaron estas ayudas, en 2012, la cifra bajó hasta el 60%. Si hubieran seguido estas ayudas la progresión indica que en 2013 se hubieran presentado 352, en 2014 398 y en 2015 443. 

Durante el periodo 2007-2012 se han beneficiado 1.578 personas, de las cuales 296 son mujeres. Así mismo, 79 jóvenes se instalaron como consecuencia del cese anticipado. El importe total de las inversiones ha alcanzado los 64 millones de euros y se han creado 2.511 empleos.

 Pueden parecer cifras no demasiado importantes, pero para el futuro de la agricultura son muy relevantes, pues hablamos de más de 300 autónomos de la agricultura, 300 futuros profesionales, con todo lo que representa además para todas aquellas empresas que directa o indirectamente están relacionadas con el sector (maquinaria, fertilizantes, etc..), así como el empleo que generan estos nuevos emprendedores agrarios.

 Pero todo ello no ha sido argumento suficiente para que ni la primera instalación de jóvenes o el cese anticipado hayan sido convocadas, lo que supone un retroceso en el relevo generacional y cerrar las puertas al rejuvenecimiento de la actividad agraria.

 Otro hecho grave y añadido que no se ha tenido en cuenta es que los jóvenes que no hayan accedido a estos planes de primera instalación en 2013 no tendrán acceso a las ayudas de la nueva PAC porque no tendrán derechos asignados ni los podrán adquirir en la reserva nacional.

 SOLICITUDES INCORPORACIÓN JÓVENES ACTIVIDAD AGRARIA

2008

2009

2010

2011

2012

TOTAL

Solicitudes presentadas

130

194

150

294

308

1076

Solicitudes aprobadas

99

151

117

183

187

737

% Aprobadas

76,15

77,84

78,00

62,24

60,71

68,49

 

En la tabla se observa una tendencia al alza en solicitudes tanto presentadas como aprobadas, que no hacen más que demostrar el interés generado por los jóvenes hacia la incorporación del sector agrario. De ahí que resulte aún más incomprensible la que no se convoquen estas ayudas en 2013, año donde la crisis aún se ha agudizado más y hay más reclamo de instalación de jóvenes, ni en 2014 donde todo indica que la crisis prosigue.

 

Para más información: Ramón Mampel, Secretario General LA UNIÓ (609 28 29 16)

 

Visitas: 153

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio