LA UNIÓ de Llauradors denuncia una proliferación de robos y envenenamiento de colmenas

LA UNIÓ de Llauradors denuncia un aumento de los robos de colmenas durante los últimos meses en la Comunidad Valenciana como consecuencia de un mercado negro de compraventa de abejas.
La muerte de millones de insectos derivada del uso de pesticidas y plaguicidas y el impacto creciente de algunas enfermedades que afectan a las abejas convierte a los enjambres en un bien cada vez más escaso y muy cotizado para bandas o personas especializadas en el robo de las mismas. Si anteriormente se hurtaban las cajas ahora lo que buscan principalmente son las abejas ante la gran demanda que existe en el mercado.
Los apicultores están hartos de sufrir en todas las zonas continuos hurtos de sus colmenas y han trasladado su impotencia y sus quejas a LA UNIÓ para reclamar mayor vigilancia en sus explotaciones apícolas. En este sentido esta organización profesional agraria insiste en la necesidad de establecer mayor vigilancia ante esta oleada de robos, tanto por parte del Seprona como del resto de las fuerzas de Seguridad del Estado e incluso por parte de las policías locales o rurales.
Del mismo modo LA UNIÓ también demanda a la Conselleria de Agricultura que controle el censo anual de colmenas, tanto de entradas como de salidas, y que se supervise y se exija la correcta numeración de las cajas en las guías sanitarias apícolas.


También envenenamientos
Paralelamente a estos robos se viene produciendo un envenenamiento de abejas como consecuencia del uso de plaguicidas de forma descontrolada durante la floración y postfloración de los frutales y que está causando envenenamientos constantes de estos insectos.
LA UNIÓ pide que se certifique fehacientemente que los productos utilizados se hagan en la época correcta o que sean realmente los autorizados y se persiga a los infractores pues no debemos olvidar que el 70% de los principales cultivos dependen de la polinización por insectos.
En este sentido LA UNIÓ informa que la Conselleria de Agricultura ha establecido un protocolo de denuncia ante un caso de mortandad elevada por intoxicación y envenenamiento. Los afectados deben rellenar una solicitud y llevarla a la OCAPA correspondiente, dónde allí ya investigarán la denuncia y tomarán las medidas oportunas.

Visitas: 11

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio