LA UNIÓ denuncia que se venden en algún supermercado mandarinas y naranjas tardías como valencianas cuando es imposible

Se etiquetan Ortanique y Lane Late con origen Valencia cuando es imposible por su calendario de recolección

28 de noviembre de 2013.- LA UNIÓ de Llauradors denuncia la existencia de mandarinas y naranjas tardías a granel etiquetadas como valencianas en los lineales de algunos supermercados cuando es del todo imposible debido a su calendario de recolección.

Se etiquetan por ejemplo como mandarinas de la variedad Ortanique con origen Valencia -como se puede observar en la fotografía- cuando su tacto blando y la falta de pedúnculo hace pensar que procede de otro país si se tiene en cuenta que su época normal de recolección se sitúa entre finales de febrero y principios de mayo, en el mejor de los casos, según el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

Además de no cumplir los requisitos de etiquetado sobre el origen del producto cabe destacar una falta de calidad gustativa evidente que hace que la fruta no tenga las condiciones adecuadas para su comercialización, sin entrar en el elevado precio al que se está ofreciendo a los consumidores.

En esa misma cadena de supermercados también se observan naranjas de mesa, etiquetadas literalmente como “Lane Late/Valencia Late”, de origen Valencia –tal y como aparece en la foto- que tampoco reúnen, presuntamente, las condiciones de etiquetado por lo que respecta al origen del producto. Ninguna de las dos variedades debería en teoría estar en los lineales especificadas como valencianas por su calendario de recolección, lo que por tanto puede obedecer a que su procedencia sea del Cono Sur.

LA UNIÓ trasladó el martes estos hechos a la Conselleria de Agricultura para que emprenda las acciones oportunas pues es de su competencia el control y la inspección de los productos agrarios. Para LA UNIÓ estos hechos suponen presuntamente la vulneración de la Ley 1/2011, de 22 de marzo, del Estatuto de Consumidores y Usuarios de la Comunidad Valenciana, además de una actitud comercial que perjudica gravemente los intereses de los productores valencianos y también un posible fraude al consumidor.

LA UNIÓ insta a Conselleria a verificar estas denuncias y a aplicar en su caso lo previsto en cuanto a infracciones y sanciones sobre fraude y engaño a los consumidores, según establece el Decreto 114/2012, de 13 de julio, del Consejo, por el cual se regulan las infracciones, el procedimiento y la competencia sancionadora en materia de defensa de los Consumidores y Usuarios.

LA UNIÓ aboga porque se corten de raíz estas prácticas ante el temor a que se generalicen y afecten al correcto desarrollo de la campaña, debido a ofertas de cítricos con una calidad tan ínfima o a que se le pretenda dar al consumidor gato por liebre.

Para más información: Ramón Mampel, Secretario General LA UNIÓ (609 28 29 16)

 

Visitas: 135

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2018   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio