LA UNIÓ detecta una nueva oleada de robos de algarrobas en las zonas productoras

Pide la colaboración a los almacenes que compran para detectar posible mercancía robada

LA UNIÓ de Llauradors detecta de nuevo una oleada de robos de algarrobas en las zonas productoras donde todavía no se ha recolectado el producto, sobre todo en las comarcas castellonenses.

LA UNIÓ reclama un mayor control y vigilancia en los campos de esas zonas  y también en los puntos de venta de mercancía robada, verdadero centro de atención para atajar con estos robos porque “si se roba es porque alguien compra”. 

En este sentido LA UNIÓ reclama la colaboración de los almacenes que compran algarroba a los productores con las fuerzas de seguridad del Estado para que trasladen enseguida cualquier posible mercancía proveniente de un robo. En la mayor parte de los casos los almacenes que compran producto robado son clandestinos y no tienen ni licencia ni nada en regla. Así, LA UNIÓ les  pide a las empresas del sector un mayor esfuerzo y colaboración a la hora de comprar la algarroba, verificando la procedencia y denunciando a toda persona sospechosa de vender producto procedente de robos.

LA UNIÓ ya ha trasladado a la Delegación del Gobierno la proliferación de estos robos y le pide que no olvide a estas zonas, reforzando la vigilancia a través de los equipos ROCA, destinados a combatir los robos en el campo.

Para esta campaña la producción es realmente muy baja, más de un 50% inferior a la pasada, de 18.000 Tm se puede pasar a 9.000 o incluso menos. Esta disminución tan importante de producción se ha debido a unas condiciones climatológicas adversas como ha sido la conjunción de frio en febrero y marzo, junto con el exceso de humedad en otoño e invierno.

La algarroba hasta hace poco se consideraba una producción marginal y con precios que no compensaban su cultivo. Pero últimamente está siendo un complemento de renta para sus productores al empezar a ser más demandado por las empresas transformadoras, haciéndolo un poco más atractivo tanto para los agricultores como para los ladrones de cosechas.

En la actualidad los precios que ofertan las empresas a los agricultores son más bajos que en la pasada campaña a pesar de haber menos de la mitad de cosecha. Esta oferta a la baja sólo se explica por las prácticas especulativas que conducen a unos pactos a la baja de estas empresas en detrimento de los productores.

 

Para más información: Ramón Mampel, Secretario General LA UNIÓ (609 28 29 16)

 

Visitas: 129

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio