LA UNIÓ señala que el pedrisco del fin de semana causa daños de diversa importancia en cerca de 5.000 hectáreas de Valencia y Castellón

LA UNIÓ de Llauradors informa que las lluvias acompañadas de pedrisco del pasado viernes han causado daños de diversa importancia en algunas zonas de las provincias de Valencia y Castellón, con más de 4.700 hectáreas afectadas.
En la comarca de Utiel-Requena existen unas 2.500 hectáreas dañadas repartidas por las localidades de Fuenterrobles, Venta del Moro (Jaraguas), Caudete de las Fuentes, Utiel y Sinarcas. Las dos primeras poblaciones son dónde más daños se observan. El cultivo más perjudicado es la viña, seguido del almendro y el olivo.
En un radio de 500-600 hectáreas los daños son del 90%, en otro de la misma proporción hay daños del 50% y en otro de 1.200-1.500 Has son menores, de entre un 10 a un 30%. En total se verán afectados unos 12 millones de kilos, sobre todo de uva.
En la Ribera Baixa el pedrisco afectó a unas 628 hectáreas de cultivo de cítricos (614) y caqui (14), centrado fundamentalmente en una franja formada por las poblaciones de Corbera, Llaurí y Favara. Hay parcelas con daños del 75%. En cuanto a la Ribera Alta la incidencia del pedrisco se situó principalmente en los términos municipales de Càrcer, Cotes, Alcàntera y Beneixida. Hay afectadas unas 576 hectáreas (457 de cítricos y 119 de caqui). Existen campos con daños que superan el 60%. En el cultivo del arroz, en plena siega, no se detectan daños puesto que tras la lluvia del viernes; sábado y domingo hizo sol de nuevo y secó el arroz. Habrá que ver como evoluciona la semana en cuanto a lluvias, pero hasta ahora no hay daños.
En la provincia de Castellón los efectos del pedrisco se centraron en las comarcas del Maestrat y Els Ports. En la primera el principal foco se ubica en la localidad de Sant Mateu y en menor medida en los términos limítrofes de La Jana, Cervera o Xert. Puede haber unas 1.000 hectáreas afectadas (850 de olivos y 150 de almendros), con incidencia de daños distinta según parcelas, pero una media del 50%. En la comarca de Els Ports la incidencia en la agricultura es prácticamente nula puesto que el cereal ya está segado.
En general, y salvo esas zonas muy localizadas que se concretan arriba donde han sufrido los efectos del pedrisco, se pueden considerar muy beneficiosas las lluvias de las últimas horas. La valoración global por tanto de las lluvias es muy positiva y beneficiosa para el campo después de la sequía que se arrastra. Las lluvias servirán para ahorrar algún riego, recargar los acuíferos, limpiar los árboles de posibles plagas, aumentar el calibre del fruto y regenerar los pastos. Cabe destacar que en la provincia de Alicante y en algunas zonas de Valencia las lluvias del pasado viernes ni siquiera hicieron su aparición.

Visitas: 72

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2018   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio