La Unión de Uniones de Castilla-La Mancha echa en falta un mayor esfuerzo de recursos propios en los presupuestos regionales para 2015

La Unión de Uniones de Castilla-La Mancha, tras analizar el presupuesto de la Consejería de Agricultura para 2015, cifrado en 1.358 millones de euros, concluye que la mejor noticia sería que de verdad se cumplieran las dotaciones asignadas a las medidas de desarrollo rural, sobre las que se basa fundamentalmente su aumento del 5,0% respecto a 2014. No obstante, la organización echa en falta un mayor esfuerzo presupuestario realizado con recursos propios, que han caído en más de un 60% desde 2011, con los que alimentar partidas estratégicas como la de Seguros Agrarios.

Las grandes protagonistas del incremento de los presupuestos operativos (capítulos 4, 6 y 7) de agricultura para 2015 en Castilla-La Mancha son sobre todo aquellas líneas que tienen que ver con el Desarrollo Rural y que se financian en gran medida con los ingresos procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEADER). Concretamente, las que experimentan mayores crecimientos son: Industrias Agrarias y Agroalimentarias (128,1 Mill. € en 2015 y +95,3%); Indemnizaciones Compensatorias de Zonas Desfavorecidas (22,0 Mill.€, +61,4 %); Agroambientales (77,4 Mill.€, +10,1%) y el programa de Ordenación y Mejora del Medio Natural (84,2 Mill.€, +32,3).

El aumento considerado para las medidas de desarrollo rural se cimenta a su vez sobre la estimación de que el FEADER ingresará a las arcas de Castilla-La Mancha en el 2015 un 24,8 % más de lo previsto para 2014. Si bien, dichas previsiones no se han cumplido en ejercicios anteriores y su cumplimiento depende al finalizar cada año del grado de ejecución de las medidas auxiliadas. Es por este motivo que la Unión de Uniones consideraría una buena noticia el cumplimiento de los presupuestos en este apartado, lo que no está asegurado.

Por el contrario, se producen recortes importantes en la política de regadíos e infraestructuras rurales (2,4 Mill.€, -9,6 %); en sanidad animal y mejoras ganaderas (5,7 Mill.€, -14,4 %) y congelaciones presupuestarias en el paquete de ayudas a jóvenes agricultores, mejora de explotaciones y modernización de regadíos (31,5 Mill.€) y Seguros Agrarios (4,6 Mill.€), partidas todas ellas muy maltratadas presupuestariamente en los tres pasados ejercicios.

Tanto la línea de seguros agrarios como la de sanidad animal son consideradas estratégicas por la Unión de Uniones, que echa en falta un mayor esfuerzo de recursos propios de la Junta de Comunidades para dotar mejor estas medidas y recuperar algunas que se han perdido en ejercicios pasados relacionadas con la ordenación de producciones agrícolas. Hay que tener en cuenta que sólo un 8,2 % del presupuesto de la Consejería de Agricultura para 2015 se alimenta con aportación regional de la Junta de Comunidades y que dicha aportación ha sufrido una merma del 60,4 % en relación a lo presupuestado en 2011.

Por otro lado, la Unión de Uniones considera que las mayores dotaciones en las partidas de desarrollo rural deberían haberse distribuido moderando los incrementos espectaculares en algunas partidas como las de industrialización y comercialización para mejorar también las de incorporación de jóvenes, planes de mejora, modernización de regadíos, que representan la competitividad de nuestra sector productivo con efectos directos sobre la creación de empleo y también el apoyo a las razas ganaderas autóctonas, por su interés como producción fijadora de actividad en las zonas más desfavorecidas.

Visitas: 30

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio