La Unión de Uniones pide a las Administraciones celeridad para paliar los daños causados ayer por el granizo en Castilla-La Mancha y Murcia

Castilla-La Mancha y Murcia sufrieron ayer intensas tormentas de granizo que han ocasionado cuantiosos daños a los cultivos de estas zonas.

En la región castellano-manchega, 71.300 hectáreas se han visto afectadas entre las provincias de Cuenca y Albacete. En Cuenca, han sido alrededor de 50.000 ha, de vid, ajos, cereal y cebolla las que han sufridos los efectos del pedrisco. En Albacete, cultivos de Fuente Álamo, Albatana, Ontur, Tobarra, Villarrobledo, Higueruela y Pozo Cañada también han sido seriamente dañados, en este caso las mayores pérdidas se han ocasionado en vid, cerezos y cereal.

En lo que se refiere a la Región de Murcia, una fuerte tromba de agua y granizo descargó en la tarde de este martes en las comarcas del Noroeste y el Altiplano. La zona de Calasparra ha sido una de las más afectadas, ya que ha recibido unos 12 litros por metro cuadrado, 7 de ellos en apenas diez minutos. Posteriormente, la tormenta, que presentaba aparato eléctrico y ha sido generalizada en las zonas cercanas a la provincia de Albacete y de la Vega Alta del Segura, se ha desplazado a Jumilla, localidad en la que ha dejado una fuerte granizada, para continuar posteriormente a la zona de Yecla.

El viñedo, en este caso ha sido el cultivo más afectado, ya que se estima una pérdida del 100% de la cosecha debido al estado vegetativo de la viña, con daños en yemas que provocarán pérdidas de entre el 60 y el 70% en la producción de 2016.

Los daños sobre la producción de olivo son menores debido a que se encuentra en floración, por lo que en este cultivo los daños han sido en la madera de los árboles pudiendo producirse el desarrollo de bacterias y heridas en madera con la posible entrada de plagas y enfermedades.

El almendro, que si tenía el fruto cuajado y en desarrollo ha padecido una merma de producción del 30% así como daños en madera en el fruto que ha quedado en el árbol. En el cereal por su parte, afectado ya por la sequía y las altas temperaturas de la pasada semana, se estiman una pérdidas del 60% de la producción.

Ante esta situación la Unión de Uniones pide a las Administraciones y organismos competentes celeridad en la tramitación de las indemnizaciones de los seguros agrarios contratados y también que se estudien y se pongan en marcha ayudas directas para aquellas zonas más afectadas en las que se va a perder la práctica totalidad de algunas cosechas.

Visitas: 260

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio