Podemos apuesta por una agricultura y ganadería menos intensiva

  • El Boletín Oficial de las Cortes Publicaba ayer la proposición de Ley sobre Cambio Climático y Transición Energética presentada por el Grupo Podemos (Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea). En un primer análisis que ha hecho la Unión de Uniones de Castilla-La Mancha parece deducirse del texto que, para la formación morada, la agricultura y ganadería intensiva son un problema ambiental y se apuesta en la proposición claramente por medidas que extensifiquen la producción y reduzcan el uso de inputs, poniendo el acento en la preservación de valores agrológicos tradicionales y en la transformación de los sistemas productivos a un modelo más sostenible y, como se dice ahora, resiliente al cambio climático.

La proposición se presentó al Congreso el pasado 19 de julio y una vez publicada en el Diario Oficial se remite al Gobierno para que éste manifieste su criterio respecto a la toma en consideración y su conformidad o no con la tramitación, antes del próximo 13 de octubre. Si el Gobierno no se expresa en contra, la proposición de Ley quedará lista para que se incluya en el orden del día del Pleno del Congreso. Ni puede, por lo tanto darse por sentado que la iniciativa salga adelante, ni tampoco, en un eventual trámite parlamentario, cómo quedaría finalmente la Ley. No obstante, si creemos que es interesante para que los agricultores y ganaderos conozcan las posiciones al respeto de este asunto de los diferentes partidos y por eso ofrecemos un resumen del contenido.

Extensificación productiva.
El capítulo XI de la Ley se dedicaría exclusivamente a las medidas a adoptar en la agricultura y la ganadería para mitigar su incidencia en el cambio climático mediante la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, con tres objetivos claros: extensificación (desintensificación, lo llaman ellos) de la ganadería (reducir consumo de energía, carga ganadera y emisiones derivadas de purines); extensificar la agricultura (reducción de energía, de fertilizantes nitrogenados y minerales y de herbicidas y pesticidas; y, por último, cerrar ciclos productivos desde producción hasta distribución para promover la eficiencia energética.

Para alcanzar estos objetivos, algunas de las medidas que se proponen son:

Impulsar con las Comunidades Autónomas la agricultura ecológica para que en el año 2030 el 20 % de la superficie cultivada en España sea ecológica. En la actualidad en la actualidad estamos en 1,4 millones de hectáreas, lo que representa un 8,3 % de los 16,8 millones de hectáreas de cultivo que tenemos y un 5,5 % si le añadidos a la ecuación los otros 8,6 millones de pastos y praderas.
Se rebajarían las cargas ganaderas máximas admisibles, orientando y modulando las ayudas agrarias en función de los objetivos de reducción de emisiones y se establecería un límite en UGM al tamaño de explotaciones ganaderas.
Se regularía la reducción del uso de fertilizantes nitrogenados con objetivos concretos a conseguir en los horizontes 2030, 2040, 2050 (en relación a la situación de 1990), vinculando las ayudas a la reducción del uso de fertilizantes en la medida en que lo permita la UE. También se prohibirán los fertilizantes nitrogenados en las áreas protegidas con protección especial para humedales y zonas vulnerables a contaminación por nitratos.
Se aprobaría un plan de investigación para desarrollar nuevos herbicidas y plaguicidas y tratamientos biológicos compatibles con el medio ambiente.
Se promovería un Plan de Choque para tratar los purines mediante biodigestión, un plan de I+D+i también para tratamiento de purines y un plan estratégico del sector ganadero para evitar la concentración de ganadería intensiva.
Se elaboraría una Guía de Buenas Prácticas Agrícolas.
En el marco del Plan RENOVE agrario se apoyará la electrificación de maquinaria, condicionando las ayudas (entendemos que las del RENOVE) al uso de vehículos eléctricos.
Adaptación de la agricultura.
Además, se instrumentarían algunas medidas de adaptación de la agricultura y ganadería al cambio climático enfocadas, en general, a paliar la vulnerabilidad de este sector al cambio climático y promover una gestión más sostenible, pero con muchos otros objetivos de carácter general (fomentar la producción local, viabilidad de la agricultura familiar, recuperar la fertilidad de los suelos, preservar los paisajes agrarios…).

Dentro del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático que prevé la Ley, se incluiría un Informe de Vulnerabilidad con cartografía, análisis y evaluaciones de recursos, impactos, demandas que permitan elaborar Planes de Trabajo de Adaptación al Cambio Climático en Agricultura y Ganadería. Obligatoriamente los informes incluirían indicadores específicos sobre evolución de la capacidad de carga animal y el estrés hídrico del territorio asociado al uso agrícola.

En estos planes de trabajo se contemplan un apoyo a la producción del secano, la extensificación productiva, incentivos a la retirada del regadío en zonas de baja productividad, revalorización de los sistemas agrosilvopastoriles, apoyo a la conservación in situ de los recursos fitogenéticos, fomento de la trashumancia, fortalecimiento de los seguros agrarios y promoción de las rotaciones y la arborización, por ejemplo.

Además, se establecerían medidas para la protección de suelos fértiles y de algo valor agrológico creando un inventario y catalogando estos suelos y los que están en peligro de erosión y desertización, con una futura Ley específica que defina las estrategias de protección para los mismos.

Desarrollo Rural.
También prevé la proposición de Ley de Podemos medidas de adaptación para el medio rural, recuperando los planes de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural contemplados en la Ley 45/2007, elaborando un Plan de Lucha contra la Despoblación y promoviendo la diversificación económica (modelo productivo circular, aprovechando los recursos endógenos).

Mejor agricultura si, menos agricultura no.
Que la lucha contra el cambio climático va a ser un eje en todas las políticas, y también de la agraria, es algo incuestionable. Los agricultores y ganaderos no vamos a poder sustraernos a este debate y a las decisiones que se tomen. No obstante, desde Unión de Uniones de Castilla-La Mancha estamos preocupados por el tratamiento que se puede dispensar a este sector si las propuestas se hacen desde el desconocimiento del mismo. Desde el punto de vista de nuestra organización, el sector agrario es mucho más víctima que culpable del cambio climático y puede incluso ser una herramienta fundamental en la lucha contra el proceso de calentamiento global. De hecho la actividad agraria es de las pocas que puede mejorar su aportación a estas acciones sin necesidad de reducir su actividad, sino al contrario, manteniendo o mejorando su productividad. Si nos proporcionan las herramientas técnicas necesarias, el contexto político y normativa adecuado y el apoyo presupuestario y financiero suficiente, los agricultores y ganaderos podemos aportar soluciones haciendo mejor agricultura; pero la solución no vendrá nunca de hacer peor agricultura o menos agricultura.

La proposición de Ley de Podemos contiene elementos interesantes (investigación en nuevos inputs o en gestión de purines, promoción de la producción ecológica, promover los canales cortos, dar protagonismo al agricultor en la conservación de los recursos genéticos, buscar la viabilidad de la agricultura familiar…). Pero todas aquellas medidas que buscan directamente una reducción de los inputs agua, combustibles, fertilizantes y plaguicidas o limitar la carga ganadera o el tamaño de las explotaciones, no pueden perder de vista nunca que tienen que ir acompañadas de políticas que permitan la viabilidad económica de las explotaciones en el nuevo modelo que llegue a crearse. Hoy por hoy, con la apertura de nuestros mercados a la competencia desleal de importaciones de productos que no cumplen esas exigencias, con una cadena alimentaria donde cada vez se paga menos a agricultores y ganaderos por los alimentos que los consumidores compran cada vez más caros y con unos apoyos a la agricultura bajo la permanente amenaza de la reducción reforma tras reforma, la rentabilidad del modelo de secano y extensivo que propugna Podemos está muy comprometida.

Luego hay medidas en la proposición de Ley directamente irrealistas como la electrificación de la maquinaria agrícola, que hoy por hoy está en pañales en fase de prototipos.

Unión de Uniones va a seguir muy de cerca ésta y otras iniciativas en relación a cambio climático y agricultura de las que, sin duda, se va a debatir. De hecho, ya tuvimos una reunión con Podemos en la que les manifestamos nuestra posición inicial respecto de su proposición. Nuestro objetivo es que las futuras leyes que puedan salir no nazcan de espaldas a lo que necesitan los agricultores y ganaderos.

Descarga de la Proposición de Ley sobre Cambio Climático y Transición Energética. Presentada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Visitas: 140

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2018   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio