UCCL apuesta por un cambio en el modelo de Sanidad Animal que tenga en cuenta a los ganaderos

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), tacha de rotundo éxito la jornada celebrada en Vitigudino que pretendió “poner sobre la mesas” uno de los principales problemas a los que se enfrenta hoy en día los ganaderos, la aplicación de los programas de erradicación de enfermedades ganaderas, entre ellas, la tuberculosis bovina.
En los últimos años la Consejería de Agricultura y Ganadería nos han querido trasmitir que las Campañas de Saneamiento en Castilla y León se realizan de manera adecuada, porque la prevalencia en los últimos años ha disminuido, y eso no lo podemos negar, es cierto, en el último año la prevalencia ha bajado 0,06%. Hemos pasado de tener una prevalencia de 1,93% en el año 2015 a 1,87% en el 2016, pero para ello los ganaderos han tenido que sacrificar en el 2015, 6.148 animales.
El motivo que nos quieren vender continuamente es que la tuberculosis es un obstáculo para la comercialización internacional y que, en caso de descuidarse en las campañas de saneamiento ganadero, se traduciría en una menor salida de carne al exterior. No olvidemos, según resalta esta organización agraria, que en otros países de la Unión Europea, la tuberculosis bovina se acabó por decreto.
Esa es una de las conclusiones a la que se ha llegado durante la jornada y todos los miembros invitados han coincidido en que no es un problema de veterinarios, no es un problema de comercio internacional, no es un problema de zoonosis, se trata de un conflicto de intereses.
Por otro lado, ha quedado demostrado que la fauna silvestre son reservorios y trasmisores directos de la tuberculosis por lo que es fundamental hacer un control poblacional efectivo de las poblaciones de fauna silvestre, que durante el último año han incrementado considerablemente.
Del mismo modo, plantear un cambio en el sistema de análisis para el diagnóstico de la tuberculosis bovina que permita una segunda oportunidad a los ganaderos, permitir el movimiento de animales dentro de la misma explotación ganadera que ha reaccionado positivamente a la tuberculina y permitir la adquisición de animales a explotaciones que les han retirado la calificación sanitaria, son medidas que desde la Administración debían plantearse de cara a evitar las “injusticias” que se están dando en los programas de erradicación de la tuberculosis bovina.

Visitas: 46

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio