UCCL ha reclamado la ayuda de mínimis para paliar la difícil situación del sector cunícola

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) encabezada por Jaime Sanz y Ángela Gómez responsable del sector cunícola de UCCL y cunicultora respectivamente, se han reunido ayer con la Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias y la Dirección General de Competitividad de la Industria Agroalimentaria para solicitar la puesta en marcha de las ayudas de mínimis para explotaciones cunícolas de Castilla y León, al objeto de paliar la grave situación que está atravesando.

En el año 2016 los cunicultores de Castilla y León han percibido un precio medio de 1,55 €/kg, el más bajo de los últimos nueve años, con una bajada del 22% respecto al año 2013. Mientras que los costes de producción para la carne de conejo se han mantenido estables y se sitúan, según manifiesta el propio Ministerio, en torno a los 1,80 €/kg.

En esta situación, resulta evidente que los productores no podrán aguantar durante mucho tiempo, ya que los costes fijos en las explotaciones de producción intensiva de gazapos para carne, como es el caso de la cunicultura, son enormemente elevados, encontrándose por tanto en una situación de endeudamiento obligado para hacer frente a los costes. Mientras tanto, muchas explotaciones cunícolas de Castilla y León han tenido que cerrar, desde el año 2009 se han quedado por el camino 60 explotaciones cunícolas para producción de gazapos, quedando en la actualidad 200 explotaciones.

En este sentido, existen comunidades autónomas donde han habilitado partidas presupuestarias tendentes a mejorar la grave situación que atraviesa el sector, utilizando las posibilidades que ofrece la normativa comunitaria como son las ayudas de mínimis. Este tipo de ayudas se han habilitado en forma de importe directo por coneja, en la mayoría de las comunidades autónomas donde el sector cunícola tienen una presencia importante, como es el caso de Valencia, Castilla la Mancha, Galicia, País Vasco, Cantabria, Navarra y La Rioja.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha recalcado la importancia de articular las medidas que sean posibles para tratar de solventar la grave situación por la que atravesó el sector durante el 2015 y 2016 y probablemente 2017, entre las que deben estar las ayudas de mínimis citadas.

La Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias y a Dirección General de Competitividad de la Industria Agroalimentaria se ha comprometido a estudiar la propuesta solicitada por UCCL.

Visitas: 13

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio