UCCL reclama que los pastos se ajusten a la nueva definición y aumenten la superficie admisible en Castilla y León

La nueva definición de pasto permanente que contempla el nuevo texto de los pagos directos de la PAC para el año 2018, amplia el espectro de los pastos, considerando como elegibles los pastos arbustivos y arbolados típicos del área mediterránea. Hasta ahora solo se consideraban elegibles si dichos pastos tenían más de un 50% de su superficie cubierta con especies herbáceas o si formaban parte de las denominadas “prácticas tradicionales locales”.

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) pide a la administración competente que de oficio incluya esta modificación en la definición de pastos para que tenga un efecto práctico y se amplíe la superficie considerada como admisible en los pastos de Castilla y León.

Esta organización agraria recogió con satisfacción la decisión de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo de incluir los pastos arbolados y arbustivos dentro de pastos permanentes, pero solo si ello tiene efecto práctico y no se queda en papel mojado. Ahora es turno de las Administraciones competentes llevarlo a la práctica, apunta UCCL.

Del mismo modo UCCL recomienda a los ayuntamientos que disponga de pastos propios o comunales que estén alerta y hagan la solicitud para que se revisen la superficie de pastos y se corrija el CAP, para que los ganaderos dispongan de los pastos donde siempre han estado pastando sus vacas para justificar sus derechos.

En el año 2015, el primer año de aplicación de la PAC, la superficie admisible de pastos en Castilla y León se redujo considerablemente llegando la reducción en algunas zonas a más del 70% y encontrando los ganaderos grandes dificultades para poder justificar los derechos con la superficie pastable.

En la actualidad siguen existiendo muchos pastos en Castilla y León que no se consideran como superficie admisible pero donde nuestros animales no solo pastan, sino que además se alimentan de los frutos suponiendo un alimento extra para el ganado, además de tratarse de un práctica ganadera beneficiosa para el medio ambiente, ayudando a prevenir los incendios forestales y a conservar la biodiversidad de la zona, entre otra serie de beneficios medioambientales.

Visitas: 17

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2018   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio