Unió de Pagesos alerta de un descenso de entre el 30% y el 80% de producción de aceitunas en Cataluña por la sequía y los aguaceros de los últimos meses

Unió de Pagesos advierte de una fuerte bajada de la producción de aceitunas en Cataluña de cara a la campaña 2018-2019 por diversos motivos relacionados con la meteorología, entre largas sequías y aguaceros abundantes. Las Tierras del Ebro, el Camp de Tarragona y el Penedès son las zonas más afectadas, con pérdidas de producción del 30% al 80% en función del territorio.

En las Tierras del Ebro, después de tres años consecutivos de sequía en las comarcas del Baix Ebre y el Montsià, las pérdidas pueden llegar a ser del 80% respecto de la producción anterior al período de sequía.

En el Baix Camp, la reducción de cosecha puede llegar hasta un 70% menos que en la de la campaña pasada; en el Alt Camp, podría situarse en la mitad de la del año pasado, y en el Baix Penedès, un 60% menos que la campaña pasada.

En cuanto en el Alt Penedès, la organización calcula que la cosecha será entre el 70% y el 80% inferior a la del año pasado; en las Garrigues se prevé mucha variabilidad en secano, y en regadío, la previsión es que la producción sea superior a la del año pasado. El Pla de Urgell, parte del Urgell y parte de la Noguera, entre un 30% y un 45% menor que la del año pasado por mal cuajado y sequía, aunque muy desigual según las zonas.

En el Priorat la producción puede llegar a ser un 30% inferior a la del año pasado, tanto en riego de apoyo como en secano, y en el Alt y el Baix Empordà, inferior a la cosecha normal del año pasado, todo y que las últimas lluvias han podido incidir favorablemente.

Las causas de la reducción de cosecha han sido muchos problemas en la fase de floración y cuajado del fruto. Por ejemplo, en el Baix Ebre y el Montsià, con tres años de sequía, uno de los pocos aguaceros que cayeron en primavera en esta zona coincidió con el momento del cuajado de la flor, provocando daños. Aparte de este problema, la tendencia propia del cultivo a la alternancia productiva y un largo periodo sin lluvias durante agosto y septiembre hacen difícil concretar la previsión. Finalmente, hay que esperar las consecuencias que tendrán para este cultivo las últimas lluvias de octubre, muy abundantes.

Teniendo en cuenta estos factores, Unió de Pagesos pedirá al Departamento de Agricultura un seguimiento preciso de la evolución de la producción para asegurar la adecuación de la fiscalidad de la agricultura de este sector que tributa por el sistema de módulos en el IRPF.

En cuanto al precio en origen del aceite de oliva, UP advierte de una fuerte caída a lo largo de la campaña actual, y que el Ministerio de Agricultura fija en un 32,83% respecto de la campaña pasada a la semana 31 (31 julio) del 2018. Este hecho, sumado a la disminución de la producción prevista, puede verter los productores a una pérdida de renta con un riesgo para la viabilidad de las explotaciones. En este sentido, Unió de Pagesos pide a la industria oleícola y la gran distribución que sea consecuente en la repercusión del precio, ya que no lo repercute al consumidor cuando baja en origen, y presiona a la baja, injustificadamente, el precio al productor.

Según datos del Ministerio, mientras que la caída en origen del precio en el aceite de oliva virgen extra era en julio de 2018 de un 30,03% menos respecto de la campaña anterior, el precio al consumo sólo se había reducido el 0,98%. Si se analiza la variación media respecto a las dos anteriores campañas se observa que mientras el precio en origen cae un 9,3% el precio al consumo se incrementa un 5,22%.

Visitas: 24

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2018   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio