Unió de Pagesos alerta del mínimo histórico en la cosecha de cebada en las comarcas gerundenses

Cuerpo de unión de Pagesos alerta de que la producción de cebada de este año se convertirá en un nuevo mínimo histórico de producción en el cultivo de cebada en las comarcas gerundenses y de un muy mal año para la cosecha de trigo de calidad, destinado al consumo humano, fruto de una primavera sorprendentemente lluviosa y por la que el cultivo mediterráneo del cereal no está adaptado, sumado a un incremento de los daños por jabalí.

Para las 19.200 hectáreas sembradas de cebada en las comarcas de Girona, se espera una de las peores cosechas que ha habido en mucho tiempo, con una producción muy inferior a la del año 2017, para poner como referencia la última mal añada que ha sufrido. En la cosecha 2017, en Girona se produjeron 56.322 toneladas de cebada, unas 15.000 toneladas menos que la media de los últimos cinco años (que es de 71.520 toneladas). Este año, con 425 hectáreas menos de siembra respecto del 2017, los rendimientos que están obteniendo los cerealistas gerundenses son de entre 1.000 y 2.500 kg por hectárea, cuando la media del rendimiento es de 4.000 kg / ha. Esto supone una pérdida de producción superior al 50% de la media de los últimos cinco años.

Además, los pocos kilos producidos presentan unos niveles de proteína excesivamente bajos y también algunos presentan problemas de excesiva humedad del grano, lo que conlleva una pérdida de calidad que repercute en los ingresos obtenidos por la cosecha.

Asimismo, muchos de los productores que ante la situación optaron por resembrar la parcela con maíz también han visto como los aguaceros estropeaban la siembra, debido a los encharcamientos que se han prolongado mucho más de lo habitual. Algunos productores han llegado a resembrar hasta tres veces la parcela, lo que ha incrementado el coste.

Respecto al trigo, ha sido muy mal año para el campo del sector que había optado por diferenciar su producción apostando por la producción de calidad destinada al consumo humano, por ejemplo bajo las marcas de pan "Es harina de Girona" y "Pan de Tramuntana ", dado que la elevada humedad ha hecho que el grano germinara, lo que obliga a modificar el destino hacia la producción de pienso, en lugar de hacia la producción de elaborados destinados al consumo humano, pan, pizzas, etcétera . Sin embargo, la producción global de trigo en Girona presenta una menor pérdida de producción, valorada en un 30% de la cosecha media, en los últimos 5 años, y que indica una producción de trigo total en Girona de 43.653 toneladas de media, respecto a las poco más de 30.500 toneladas estimadas para este 2020.

Unió de Pagesos está efectuando una recopilación de datos, también en otros territorios, donde se prevé, también, un fuerte descenso de la producción, respecto a las previsiones iniciales indicadas por la organización el pasado 12 de mayo. Ahora que ya se ha iniciado por completo la cosecha en los diferentes territorios y se puede disponer de datos reales, a fin de solicitar medidas fiscales y financieras, para aquellas explotaciones agrarias profesional más afectadas por las excepcionales adversidades climáticas de esta primavera atípica, por un clima mediterráneo, ya que con la lluvia registrada ha duplicado la media climática de Girona, excepto la parte del Cap de Creus, tal como indica el avance del boletín de junio del servicio meteorológico de Cataluña.

Visitas: 42

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio