Unió de Pagesos apuesta por aprovechar los resultados positivos en el sector porcino para invertirlo en bioseguridad en las granjas y en la gestión de las deyecciones

En la rueda de prensa de balance del sector porcino del primer semestre de 2017, Unión de Pagesos valora que hay que aprovechar los buenos resultados económicos para hacer un llamamiento al sector a continuar invirtiendo en la mejora de la bioseguridad en las granjas con el objetivo de mantener el estatus sanitario y continuar reduciendo el uso de antimicrobianos. Los productores han adecuado durante 2016 las granjas al Decreto de ordenación ganadera y ya desde 2013 cumplen las medidas de bienestar animal.

Para Unió de Pagesos, la otra pata importante de la inversión de las granjas debe ser el de la gestión de las deyecciones ganaderas. Pero al continuado esfuerzo de los ganaderos en este campo, no puede fallar la Administración catalana que lleva cuatro años de retraso en la actualización del Decreto de fertilización y deyecciones ganaderas. UP reclama celeridad en sacarlo adelante y consensuar con las demandas de los agricultores y los ganaderos. La organización ha remarcado que es urgente poner fin a la situación de inseguridad jurídica de los ganaderos que presentan proyectos de mejorar a las fincas agrarias.

El precio de venta del porcino en las lonjas ha continuado subiendo durante junio y el margen semestral, que ya ha destacado como positivo durante todo el primer semestre de 2017, se ha situado a 20 céntimos de euro el kilogramo el ganado vivo , según datos de SIP Consultors. Se trata de un valor récord de los últimos 10 años. El porcentaje de exportaciones continúa creciendo a pesar de la desaparición definitiva del mercado ruso de 2014 a esta parte. China ya es el principal destino de las exportaciones españolas con casi 340.000 toneladas exportadas en 2016. Cataluña representa el 66% del total exportado por España.

Para UP, los retos del sector catalán son mantener la exportación y aumentar el consumo interno. El consumo anual de carne de cerdo por persona en Cataluña ha pasado de 12,35 kilogramos en 2006 a 10,79 en 2016. Hay que potenciar, así, ante la población, el valor de la producción porcina catalana por los estándar de calidad alcanzados y grado de bienestar animal. Asimismo, se trata de una actividad ganadera que crea diversidad de trabajos y da vitalidad económica a las empresas y los servicios auxiliares del territorio. En Cataluña, donde predominan las explotaciones pequeñas y medianas de entre el total de 5.567 granjas, uno de cada ocupado directa emplea a siete ocupados indirectos.

Visitas: 14

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio