Unió de Pagesos considera que en las propuestas del grupo de trabajo impulsado por el Ministerio para combatir la crisis de la fruta dulce hay margen para iniciar un plan de arranque

Unió de Pagesos considera, tras analizar el documento de propuestas para la mejora del sector de la fruta dulce elaborado por el grupo de trabajo impulsado por el Ministerio de Agricultura, que hay margen para acordar el Plan de arranque propuesto por UP. Tal como indica el documento de propuestas, se trata de un documento de trabajo y no prejuzga la posición final del Ministerio. En este sentido, Unió de Pagesos recuerda que, al contrario de lo que piden otras organizaciones agrarias, el plan de arranque propuesto por la organización debe financiarse a través de las medidas extraordinarias para hacer frente al veto ruso articuladas desde Europa y no a través de los Presupuestos Generales del Estado.

UP insiste en que hay que reclamar medidas extraordinarias de perturbación del mercado para el 2018 a la Comisión Europea, ya que continúa el veto ruso a las importaciones de fruta europeas. El veto ruso ha tenido una especial repercusión en el melocotón y la nectarina para que el mercado de este país era emergente y se habían dedicado muchos esfuerzos. Además, el carácter perecedero de esta fruta dificulta el acceso a nuevos mercados para que la distancia que implican las exportaciones es un factor limitante, y hace que sean muy sensibles a los desequilibrios entre la oferta y la demanda, como el provocado por el veto ruso. Asimismo, el inicio del veto coincidió con la entrada en plena producción de muchas plantaciones que se habían reconvertido entre el 2006 y el 2011, desequilibrando aún más la oferta con la demanda y agravando la situación de perturbación de mercado.

Unió de Pagesos propone utilizar los recursos comunitarios de medidas excepcionales para hacer frente al veto ruso y, en vez de retirar la producción, que se articule un plan voluntario de limitación de la producción, con el arranque de las plantaciones, planteamiento al que no se ha opuesto el Ministerio. Teniendo en cuenta que en 2017 se destinaron a retiradas extraordinarias de melocotones y nectarinas 7,88 millones de euros que permitieron retirar 29.325 toneladas, si los mismos recursos comunitarios se hubieran dedicado a un plan voluntario para arrancar las plantaciones podrían haber retirado (y por un periodo mínimo de 20 años) más de 60.000 toneladas de en un año. Antes del veto ruso, España exportaba alrededor de 60.000 toneladas al año en Rusia y con una tendencia creciente.

La organización considera positivo el establecimiento de medidas a medio y largo plazo que favorezcan la calidad, la mejora de la comercialización y la planificación de la producción, pero alerta de que el sector necesita medidas de impacto urgentes, a corto plazo, para poder hacer frente a la próxima campaña. Para Unió de Pagesos, la única opción viable es la del plan de arranque.

Visitas: 17

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2018   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio