Unió de Pagesos consigue que Agricultura amplíe las actuaciones para dar respuesta al importante aumento de los daños de fauna a los cultivos y para evitar la propagación de enfermedades como la PPA

Unió de Pagesos ha conseguido que el Departamento de Agricultura haya accedido a ampliar las actuaciones para hacer frente a los daños a la actividad agraria por parte de las especies cinegéticas, aunque lamenta que haya tardado más de un mes después de la insistencia de la organización ante el importante aumento de daños a los cultivos en las últimas semanas de confinamiento como consecuencia de la Covidien-19. Unió de Pagesos recuerda que el control de algunas especies, sobre todo los jabalíes, es clave para evitar la propagación de enfermedades, especialmente la peste porcina africana (PPA) y la tuberculosis bovina. La organización, ante la tardanza de la Administración, también había enviado recientemente una carta a la consejera de Agricultura en la que recordaba la urgencia de llevar a cabo estas actuaciones.

En este sentido, el Departamento acepta que los agricultores afectados soliciten una autorización excepcional de control de la especie cuando el agricultor o el ganadero sufra o prevea que sufrirá daños severos. Lo podrá hacer a través del tramitador genérico telemático de la Generalidad o mediante un correo electrónico al jefe de la sección territorial de Actividades Cinegéticas. Además, en caso de que el agricultor o el ganadero afectado sea cazador podrá llevar a cabo las actuaciones para la protección de los cultivos dentro de sus fincas, como reclamaba la organización. Las actuaciones de los agentes rurales también podrán llevarlas a cabo cazadores del Área Privada de Caza donde esté ubicada la parcela con daños si son de la zona y cumplen con las medidas sanitarias establecidas, como también pedía Unió de Pagesos.

Otra de las peticiones de Unió de Pagesos aceptada por Agricultura es la activación de las autorizaciones excepcionales preventivas emitidas con anterioridad a la declaración del estado de alarma y que habían quedado suspendidas, como es el caso del Parque Agrario del Baix Llobregat, y que el Departamento llevará a cabo actuaciones de oficio en zonas de elevada densidad y riesgo de daños en el caso del jabalí, o incluidas en zonas con muchos daños constatados por la Administración.

La organización pide que las solicitudes se tramiten con rapidez y que las condiciones de las autorizaciones permitan hacer las actuaciones con el método y número de cazadores necesarios para que sean eficaces.

Hay que tener presente que la situación de los daños de fauna en los cultivos irá empeorando cuando los cultivos avancen en su desarrollo. En la cereza, la cosecha de la que comienza estos días, hay daños de estorninos y urracas, y en algunas zonas, de jabalíes. Los cultivos de huerta sufren daños de torcaces, y los árboles jóvenes y los brotes tiernos de frutales y viña de toda Cataluña, de corzos, especialmente en la Terra Alta, la Ribera de Ebro, el Priorat, el Bages, el Penedès y la llanura de Lleida. En el caso de la vid, los daños suponen el 100% de pérdida de la cosecha.

Los jabalíes también provocan daños a otras zonas frutales como el Alt Penedès y la plana de Lleida, y de huerta, como el Barcelona. En cuanto a los conejos, hay un aumento de daños a los cultivos del Segrià, Garrigues, la Noguera y la Segarra, el Baix Penedès (vid) y las Tierras del Ebro (naranjos). En lugares como la zona de Vilada (Barcelona) sufren daños de ciervos.

Las comarcas de Girona son las que sufren más daños de jabalíes desde hace muchos años, hasta el punto de que la población de estos animales está descontrolada. Ahora, con las prácticamente nulas intervenciones llevadas a cabo el último mes, ya que la mayoría de actuaciones solicitadas a Agricultura han sido denegadas o no han contestado, han saltado todas las alarmas en muchos puntos. Los jabalíes no sólo afectan a los cultivos como cereales, raigrás y zonas de pasto sino que provocan daños a la colza, que años atrás se salvaba. En comarcas como el Ripollès y la Garrotxa los cereales también sufren daños de corzos y gamos.

Unió de Pagesos recuerda que el estado de alarma suspende la caza como actividad deportiva pero el Real Decreto que establece las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento alimentario no la suspende cuando el objetivo es proteger los cultivos de los daños y garantizar que no se difundan las enfermedades animales de comunicación obligatoria (especialmente la PPA y la tuberculosis bovina). Por lo tanto, la caza con estas dos finalidades se puede llevar a cabo con las actuaciones cinegéticas necesarias.

Asimismo, Unió de Pagesos reclama que se ponga en marcha urgentemente el Grupo Especial de Gestión Cinegética y Captura de Animales (GECA) del Cuerpo de Agentes Rurales. Finalmente, la organización recuerda que se debería publicar la Resolución de vedas 2020-2021 y denuncia que, un año más, Agricultura incumple la normativa al no declarar la emergencia cinegética en las zonas donde se superan los umbrales establecidos, que en Girona , en el caso de los jabalíes, significa buena parte de los municipios.

Visitas: 60

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio