Unió de Pagesos denuncia daños en la agricultura provocados por el golpe de calor de final de junio

Unió de Pagesos envió, el 9 de julio, una carta al Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación denunciando los daños que causó a la producción agraria la ola de calor de la última semana de junio. Con este mensaje la organización informa las administraciones para que puedan hacer un seguimiento de los perjuicios y, en su caso, incorporar los sectores y los municipios afectados en el listado de los afectados por adversidades climáticas de este año para que, como mínimo, tributen de acuerdo con la pérdida de ingresos registrada.

Uno de los sectores más castigados por el golpe de sol ha sido el de la viña, donde se han quemado uvas en las comarcas del Priorat (DOQ Priorat y DO Montsant) y la Ribera de Ebro y, en menor medida, en la Terra Alta . Según las primeras estimaciones, en la mayor parte de los municipios de la DO Montsant y los colindantes con la Ribera de Ebro estas afectaciones superarán el 30% de daño respecto a la media municipal necesario para la adecuación de módulos. El otro efecto de los golpes de calor en el cultivo de la vid ha sido que las hojas se han quemado a base zonas del país como en el Empordà, Baix Penedès, el Bages, la Terra Alta, el Priorat y la Ribera de Ebro. Una afectación, pero, de momento no provocará pérdidas a los productores.

Unió de Pagesos hará el próximo lunes, día 15 de julio, una charla informativa abierta a todos para explicar cuál es la cobertura de la línea actual de seguro de explotaciones de uva de vinificación. La charla, convocada a petición de los afectados, se realizará en el Ayuntamiento de Móra la Nova a las 12 de la mañana.

El sector de los avellanos también ha sido uno de los afectados por las calores. Concretamente, en el Camp de Tarragona muchos árboles sufrieron quemaduras de hojas, por lo que es posible que el grano de avellana haya quedado perjudicado y ya no crezca. El volumen de las pérdidas en este sector aún está en fase de estudio.

También los árboles frutales resultaron castigados por las condiciones extremas de la última semana de junio, como es el caso de la producción de manzanas y peras en las comarcas del Segrià, la Noguera, Urgell, el Pla d'Urgell y la Alt Empordà. En la comarca de la Ribera de Ebro, además, también han salido perjudicados los cultivos de ciruela, albaricoque, melocotón y nectarina. En el caso de estas dos últimas frutas, el principal problema es que el daño por golpe de sol produce el desprendimiento de la piel de la fruta en el momento de clasificarla, lo que dificulta la tarea de las centrales.

En las comarcas del Baix Ebre y el Monstià, los daños también han afectado a las plantaciones de olivos, algunas de las cuales se han visto obligadas a retirar y lanzar cantidades de aceitunas secas.

Finalmente, UP también denuncia afectaciones en los cultivos de tomate en las comarcas del Baix Llobregat y del Maresme.

Visitas: 20

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio