Unió de Pagesos denuncia la decisión del Ministerio de eliminar la ayuda de estado a superficies de frutos secos a partir de este año y no abonar los importes pendientes de 2016 y 2017

Unió de Pagesos denuncia la decisión del Ministerio de Agricultura de eliminar la ayuda de estado para superficies de frutos secos. Según fuentes del Departamento de Agricultura, el Gobierno español ha decidido dejar de pagar los aproximadamente ocho euros por hectárea de ayuda de Estado a superficies de frutos secos que tenía presupuestados para los años 2016 y 2017. Esta decisión se añade al hecho que hace unas semanas, el Ministerio estableció que no incluiría esta ayuda a la normativa que regula las ayudas directas agrarias en España; de este modo, ha quedado eliminada esta línea de ayuda, que el sector consiguió en 2003 tras años de reivindicaciones.

Hay que recordar que la ayuda a superficies de frutos secos, aprobado por la Unión Europea (UE) en 2003 y aplicado a partir de 2004 en todos los países productores de la UE, se componía de un tramo de ayuda proveniente de fondos comunitarios , que desde 2012 forma parte del pago base desconectado, y de otro tramo de ayuda que podían aportar los estados, de hasta 120,75 euros por hectárea. El Estado español acordó que la mitad de esta cantidad la aportaría el Gobierno, y el resto, las comunidades autónomas. En 2012, el Ministerio eliminó parte de su contribución a la ayuda de Estado, concretamente la parte dirigida a los agricultores profesionales, y Cataluña fue una de las comunidades más perjudicadas por esta decisión, con la pérdida de 360.000 euros del año para los profesionales del sector. La ayuda se fue reduciendo progresivamente los años siguientes, con la desaparición de la aportación catalana en 2013, y la drástica reducción de la aportación del Estado, hasta los ocho euros por hectárea que estaba previsto que se pagaran también el 2016 y 2017.

Según fuentes del Departamento de Agricultura, el Ministerio, sin consultar la decisión en la Conferencia Sectorial de Agricultura, ha decidido no pagar estos importes pendientes de 2016 y 2017. La superficie con derecho a la ayuda en Cataluña fue en la última convocatoria de 41.546,38 hectáreas; por lo tanto la pérdida económica de los productores catalanes será de unos 700.000 euros, 350.000 por cada anualidad. Esta pérdida, ya consolidada a partir del 2018, se añade a la pérdida de renta del sector de los frutos secos catalán con la última reforma de la Política Agraria Común (PAC), con el paso de la ayuda único en la ayuda base, y la aplicación del vigente Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2017-2021, con rebajas de las medidas agroambientales que se sitúan entre el 20% y el 40%. El cultivo de la avellana sufre, además, esta campaña 2017-2018, un descenso importante de los precios en origen, en estos momentos a 1,45 euros la libra, por debajo costes de producción.

Para Unió de Pagesos resulta prioritario que la Administración vele por que las incorporaciones de jóvenes agricultores de los últimos años en el cultivo de la avellana no abandonen la actividad; por este motivo, se lo pide el tutoría y el apoyo que necesiten. UP hará un seguimiento preciso de la evolución de la situación económica de las explotaciones, y hará llegar a las administraciones las propuestas para superar la situación actual.

Visitas: 95

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio