Unió de Pagesos denuncia los bajos precios en origen del sector ovino y caprino, que en un año han bajado un 9%

Unió de Pagesos alerta de una reducción del 9% en los precios en origen de ovino y caprino en el último año, y denuncia la situación de crisis prolongada desde hace cinco años y agravada los tres últimos que sufren los productores, y el hecho de que a estos factores se añade la tendencia al alza del coste de las materias primas para alimentación para el ganado.

UP advierte que entre la primera semana de octubre de 2017 y la misma del 2018, según la Lonja del Ebro, el precio medio del cordero de 11 kilos ha pasado de 5,69 euros por kilo vivo a 5,19 euros por kilo vivo, mientras que el precio medio del cordero de 25 kilos ha pasado de 3,47 euros por kilo vivo a 3,15 euros por kilo vivo.

Unió de Pagesos también considera que la situación de los bajos precios que se mantiene año tras año hay que añadir el cambio en las tendencias de los precios en fechas como Semana Santa o Navidad, en las que la mejora de la demanda permitía a los productores aliviar su situación . En los últimos años, esta mejora ya no se da y, por tanto, los ganaderos mantienen la situación de precios a la baja todo el año.

En estas circunstancias, y con la proximidad de la época prenavideña, la organización insta la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) que investigue si se están produciendo prácticas anticompetitivas en este sector. Hay que analizar si los bajos precios pagados al productor, y más en esta fechas, responden a razones de mercado a pesar de la baja oferta en el campo, y vistos los altos precios con que el producto llega al consumidor.

Unió de Pagesos insiste en pedir transparencia en la cadena de valor del sector, y entre otras medidas, pide al Departamento que cree el observatorio de precios de ovino y caprino, reclamado por UP. Es necesario que estos medidas que Agricultura propuso sacar adelante en el Plan de Recuperación del ovino y caprino, ahora sean impulsadas definitivamente.

la organización también insiste en denunciar que el incumplimiento de la normativa de etiquetado sobre el origen de la carne de cordero y cabrito supone un importante agravio para el sector, ya que la producción del país, reconocida como de calidad superior a la de otros países, se encuentra en inferioridad de condiciones si no se puede diferenciar del resto. Por este motivo, pide a la Agencia Catalana de Consumo (ACC) que haga cumplir la obligatoriedad de etiquetar esta carne y evitar así el fraude ante el consumidor.

Visitas: 23

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2018   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio