Unió de Pagesos exige un cambio de estrategia al Gobierno en las medidas de implantación de las energías renovables

Unió de Pagesos considera que el Gobierno de la Generalitat no cumple con lo establecido en la Ley 16/2017 del cambio climático en cuanto a las medidas a adoptar en el ámbito de las energías renovables, las cuales estipulan que se debe priorizar la proximidad de la producción eléctrica de origen renovable a los centros de consumo. Lejos de ello, el Decreto Ley 16/2019 de medidas urgentes para la emergencia climática y el impulso a las energías renovables, aprobado el pasado noviembre, ha provocado una avalancha de solicitudes de nuevas centrales eólicas y solares concentradas en comarcas que, en su mayoría, ya cuentan con una alta densidad de este tipo de instalaciones.

De los 424 nuevos aerogeneradores previstos, 165 se ubicarían en el Ebro, 106 en las comarcas de Lleida, 90 en Tarragona y 63 en las comarcas centrales; y en cuanto a las 710 nuevas hectáreas de fotovoltaica: 573 emplazarían en Lleida, 54 en las comarcas centrales, 40 en el Ebro, 41 en Tarragona y 3 en Girona. La organización considera que si estos nuevos parques acaban instalando en las zonas ya masificadas por estas instalaciones, les será imposible optar a un modelo energético alternativo, más democrático, colaborativo e implicado en el territorio, como prevé la ley de transición energética que está redactando el Gobierno catalán.

Por lo tanto, Unió de Pagesos no comparte el modelo de concentración de parques solares y eólicos en suelo no urbanizable, promovido por las grandes empresas energéticas y fondos de inversión, que conlleva impactos severos en los espacios agrarios, al medio ambiente y al paisaje y graves consecuencias como: afectaciones a parcelas agrícolas que pueden restar inutilizadas agrícolamente, adecuaciones de los sobreanchos de los caminos rurales, afectaciones a los sistemas de riego, escombros de muros de piedra seca, servidumbres de las líneas de evacuación no enterradas, entre otros. En este sentido, la organización exige al Gobierno ya los promotores de los proyectos que presenten los análisis de afectaciones de los espacios agrarios, pues hay que atender adecuadamente a todos y cada uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

UP se reafirma en la necesidad de avanzar en la implantación de las energías renovables pero no de cualquier manera; considera que la transición hacia un modelo energético basado en las energías renovables requiere una planificación responsable, en la que se priorice verdaderamente la proximidad de la producción eléctrica de origen renovable a los centros de consumo, con visión de conjunto, que tenga en cuenta todas las fuentes renovables de producción energética y que evite la concentración de infraestructuras en un espacio limitado. La implantación de estas energías debe hacerse con información y transparencia, con el máximo de consenso, respetando el territorio, y con responsabilidad, para los que ahora vivimos aquí y para los que vendrán.

En este sentido, UP defiende un modelo basado en instalaciones de dimensión más pequeña, con un desarrollo relevante del autoconsumo y la generación distributiva, con la implicación de la gente del territorio mediante la financiación local e inversiones de la ciudadanía y que priorice la instalación de placas solares, preferentemente en los techos de las edificaciones existentes y en zonas urbanizadas, y que tengan realizada la conexión a la red para minimizar el impacto sobre el territorio de las líneas de evacuación.

Visitas: 34

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio