Unió de Pagesos, JARC y la Asociación de Viticultores movilizan unas 500 personas y unos 300 tractores por los bajos precios de la uva

Unas 500 personas y unos 300 tractores han participado hoy en la jornada de paro de la vendimia y de movilización convocada por Unió de Pagesos, Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC) y la Asociación de Viticultores del Penedès en el Alt Penedès para protestar contra el precio de la uva y del vino base para vino y cava. Las entidades han hecho un llamamiento para detener la vendimia y no entregar uva a las bodegas, ante el anuncio de las bodegas más grandes de recortar un 28% los precios en origen, volviendo a cotizaciones de 1998.

La movilización, bajo el lema Precios justos para la uva y el vino base para vino y cava. Para la agricultura y el territorio, ha comenzado con una concentración a las 9 h junto al Cementerio de Sant Sadurní d'Anoia, para iniciar la marcha hacia las sedes de empresas elaboradoras e instituciones. Después de trasladarse hasta las sedes de las Cavas Codorniu y de las Cavas Freixenet, los viticultores han trasladado al Ayuntamiento de Sant Sadurní d'Anoia, donde han sido recibidos por el alcalde. Posteriormente se dirigirán a la bodega Segura Viudas, en el Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès, donde los recibirá el teniente de alcalde de Desarrollo económico, y en la sede del Consejo Regulador del Cava, donde serán recibidos por el presidente de la entidad.

A las 17 horas los tractores iniciarán una marcha lenta desde el Pabellón Ferial de Vilafranca del Penedès hasta las Bodegas Torres y, posteriormente, hasta el Bodega García Carrión, donde terminará la movilización de protesta.

Los representantes de las tres entidades han leído un manifiesto en el que recuerdan los problemas que sufre el sector, ligados al dominio de las compañías elaboradoras que mueven más volumen, que determinan el precio y los parámetros de producción sin ningún compromiso con los productores y el territorio, y pensando sólo en la rentabilidad económica inmediata.

Los convocantes han destacado que el vino y el cava son productos ligados al territorio y han pedido la implicación de todos para no correr "un grave peligro de deslocalización". Asimismo, han reclamado a las empresas que apuesten inequívocamente por la calidad para no caer en el peligro de la banalización del producto.

Para las entidades, aunque el cava acusa más la bajada de precios, ésta también afecta al mercado de los vinos. Además, consideran que los precios bajos que a los viticultores a una situación difícil.

En el manifiesto, los convocantes han hecho hincapié en que "unos precios tan bajos hunden el prestigio de las denominaciones de origen, dado que no hay prestigio sin un precio digno y justo para todos", y han exigido el compromiso de todos los operadores para contribuir a prestigiar el producto de las denominaciones de origen catalanas. En este sentido, han exigido a las administraciones, incluida la local, que garanticen el equilibrio territorial y intercedan ante las empresas; el Ministerio de Agricultura, que limite la inscripción de nuevas hectáreas de viñedo en la DOP Cava, y el Departamento de Agricultura, que contribuya a plantear medidas para lograr un equilibrio entre la oferta y la demanda.

En cuanto a las grandes empresas compradoras, las entidades reclaman que den un valor adecuado al trabajo de los viticultores y el producto que les ofrecen, ya que su margen comercial no se puede incrementar poniendo en riesgo la viabilidad de las explotaciones que les ofrecen una materia prima de calidad para elaborar el producto final.

Visitas: 17

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio