Unió de Pagesos reclama al Gobierno catalán que actúe de manera urgente y con contundencia y efectividad para reducir la población de jabalíes y otras especies en Cataluña

El sindicato ha convocado hoy una concentración ante la delegación de la Generalitat en Girona para exigir que se declare con urgencia la emergencia cinegética en determinadas zonas
 Unió de Pagesos reclama al Gobierno catalán que actúe con celeridad, contundencia y efectividad para reducir la población de jabalíes y otras especies salvajes en las comarcas de Girona y en general, en toda Cataluña. En concreto, hay que Medio Natural utilice una de las herramientas que ahora tiene a su alcance, la declaración de la emergencia cinegética, en las zonas de Girona con sobreabundancia de jabalíes. La emergencia cinegética es una medida incorporada, a propuesta del sindicato, a la Ley de medidas fiscales, financieras y del sector público en diciembre de 2013, que habilita la administración catalana para decidir medidas excepcionales de caza para reducir la sobrepoblación de fauna salvaje si ésta produce daños a la agricultura. También permite que, en caso de falta de actuación o de efectividad de las personas que, según la legislación en materia de caza, son responsables de los daños causados ​​por especies cinegéticas, sea el propio Departamento quien actúe subsidiariamente.
Unió de Pagesos ha insistido en los últimos meses en la necesidad de activar esta medida a determinadas zonas de Girona, ya que en la mayoría de comarcas y según datos de Medio Natural, se han contabilizado hasta 20 ejemplares de jabalíes por cada 100 hectáreas, cuando la densidad establecida por el Departamento como umbral para poder declarar zonas de emergencia cinegética, es de 8 ejemplares por cada 100 hectáreas.
Por ello, la organizacion pide a Agricultura que declare la emergencia cinegética, con medidas excepcionales concretas y con el seguimiento cuidadoso de los resultados de estas medidas. En caso de que los titulares de los aprovechamientos cinegéticos (sociedades de cazadores, ayuntamientos, etc) no puedan o no quieran ejecutar las medidas, o bien éstas no tengan los resultados esperados, debe ser Medio Natural que ejecute de manera directa estas medidas.
Por otra parte, la organización  pide al cuerpo de agentes rurales que se dedique a hacer su trabajo como servidores públicos y, por tanto, que en el caso de los daños de fauna, se ponga a disposición de los agricultores para contribuir a rebajar este grave problema para la economía productiva del sector agrario. Es necesario que los agentes rurales sigan las indicaciones del propio Departamento, que levanten las actas de daños cuando el campesinado lo pida, y que colaboren con los cazadores concienciados por el exceso de fauna y que quieren actuar. Los cazadores deben notar el apoyo de los agentes rurales en lugar de la fiscalización a la que les están sometiendo en los últimos años.
Para la organización, la importante cifra de más de 15.000 jabalíes abatidos en 2013 en las comarcas de Girona demuestra que la acción de los cazadores como práctica deportiva es insuficiente, ya que los jabalíes aumentan cada vez más su radio de acción y, como consecuencia, la agricultura tiene que abandonar cada vez más campos para la gran destrozo que provocan estos animales. Este hecho conlleva otros efectos adversos como el aumento de la masa arbustiva y forestal del entorno rural, con el correspondiente incremento del riesgo de incendios.
Otra consecuencia grave de esta sobrepoblación de jabalíes es la inseguridad en la red viaria. Según los cazadores de Girona, en la última asamblea de la Federación Catalana de Caza celebrada en esta ciudad, en 2013 hubo 414 accidentes de tráfico provocados por animales salvajes, 349 de ellos por jabalíes. La previsión es que este año la cifra sea más alta, ya que de momento ya se han abatido 12.000 jabalíes y se han registrado más de 300 accidentes de tráfico, un 80% a causa de estos animales.
La aprobación de la norma que permite declarar la emergencia cinegética, que entró en vigor en mayo pasado, supone un primer paso para hacer frente de manera efectiva a los graves problemas que genera la fauna salvaje a la agricultura, al tiempo que permite iniciar un nuevo planteamiento de gestión y nuevas acciones mientras no se disponga de una nueva ley de caza catalana. Pero hay que aplicarla rápidamente, en todas las zonas necesarias, y hacer el seguimiento de los resultados para que sea efectiva. Medio Natural tiene la responsabilidad de encontrar diferentes soluciones para este problema, incluso más allá del aprovechamiento cinegético, pero es necesario que actúe ya.
Unió de Pagesos también pide a las fuerzas políticas catalanas que sean conscientes de la gravedad de este problema de país para el campo y para el conjunto de los ciudadanos y que se impliquen para solucionarlo.
 
 
-Más Información: Joan Caball, coordinador nacional de Unió de Pagesos (tel. 639.704.965); Joan Montesó, responsable de medio natural de la Comisión Permanente de Unió de Pagesos (tel. 608.432.531); Xavier Frigola, coordinador territorial de Girona de Unió de Pagesos (tel. 669039541)

Visitas: 121

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio