Unió de Pagesos reclama ayudas de Estado para paliar los graves daños de las granizadas de esta semana en las comarcas de Lleida

Unió de Pagesos reclama articular una ayuda de Estado para la agricultura profesional de las comarcas de Lleida afectadas por la fuerte granizada de la semana pasada, que provocó importantes daños en una amplia zona de cereales y fruta dulce. La asamblea de afectados del sindicato, reunidos anoche en Ivars d'Urgell, decidió pedir, para paliar los graves daños de la piedra, diferentes medidas, entre las que de carácter fiscal, que se llevaron a cabo los daños de la granizada de la temporada anterior.
 
La tormenta de piedra del pasado martes en las comarcas de Lleida afectó casi 42.000 hectáreas de cultivos de las Garrigues, el Pla d'Urgell, Urgell, la Noguera y el Pallars Jussà, de las cuales unas 37.000 corresponden a cereales y unas 5.000 a fruta dulce, según datos del departamento de Agricultura. La granizada dañó fuertemente cultivos de almendros, vid, cereal y olivo en el Pallars Jussà, fruta dulce, cereal y olivo en las Garrigues, y cereal, fruta dulce y, con menos afectación alfalfa (perderá uno de los cinco cortes del año ) el Pla d'Urgell, Urgell y la Noguera.
 
En la comarca del Segrià, los fuertes aguaceros provocaron inundaciones en la zona frutícola del Bajo Segrià, que también pueden dañar la fruta de las explotaciones afectadas. En general, la granizada del pasado martes también dañó instalaciones agrícolas como cubiertos o almacenes.
 
Ante la importancia de estos daños, Unió de Pagesos pide a Agroseguro, un rápido y riguroso peritaje de las afectaciones, empezando por las zonas de cereal y fruta que están a punto de ser recolectadas, y el departamento de Agricultura un informe detallado para conocer las pérdidas a nivel municipal de las poblaciones afectadas.
 
El sindicato también reclama una ayuda de Estado que compense la diferencia existente entre la indemnización del seguro y las pérdidas reales sufridas. Por ejemplo, en el sector cerealista y en el almendro, el seguro no llega a cubrir el 70% del valor de la producción real, ya que los rendimientos asegurables son mucho menores que los reales y el precio asegurable tampoco está actualizado, carencias que ya hace años que viene denunciando el sindicato.
 
Unió de Pagesos también pide las siguientes medidas fiscales para los diferentes tipos de afectación:
 
- Adecuar los módulos del IRPF a la pérdida de producción sufrida. Para lograrlo, es necesario un informe detallado de Agricultura indicando los daños a nivel de municipio por los diferentes sectores.
- Incrementar la cuantía de los gastos de difícil justificación en la estimación directa de la declaración de renta.
- Permitir la neutralidad fiscal consecuencia de los ingresos procedentes de las percepciones de las indemnizaciones del seguro, más la cosecha anterior. Y permitir la libertad de amortización para poder compensar el mismo hecho, es decir, que los ingresos del 2013 incluyan los de la cosecha del 2012 más la indemnización del seguro de 2013. Esto, porque en la declaración de la renta del 2013, el año en que ha habido el siniestro, Hacienda no penalice el hecho de haber incluido los ingresos procedentes del seguro más los procedentes de la cosecha de 2012.
 
Otras medidas reclamadas por el sindicato son la exención del pago de las cuotas de la Seguridad Social durante 12 meses por parte de los productores de las zonas afectadas, la reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica para las explotaciones ubicadas en las zonas afectadas, incrementar la subvención a los Seguros Agrarios del Plan Nacional de Seguros Agrarios 2013 para equipararlo al mismo nivel de ayuda de 2012. En este sentido, Unió de Pagesos exige una rectificación por parte del Ministerio y del departamento de Agricultura.
 
También hay que articulen las medidas posibles para la disminución de actividad de las cooperativas y otras empresas acondicionadoras, transformadoras y comercializadoras de las zonas afectadas, (SATs, etc), por la inactividad que les supondrán estos daños climáticos, como por ejemplo, establecer un año de moratoria en las amortizaciones de estas empresas.
 
Unió de Pagesos recuerda que, una vez más, estos daños climáticos demuestran que, a pesar de la importancia de la actual seguro agrario, esta herramienta necesidad mejorar en cultivos como el olivo, el almendro y el cereal con el objetivo de que pueda llegar a cubrir hasta un 70% de las pérdidas reales afectadas por daños climáticos. Sólo de esta manera el seguro agrario actuará como un verdadero mecanismo de seguridad ante las inclemencias del tiempo.
  
- Más información: Xavier Gorgues, responsable nacional del sector de la fruta dulce de UP (tel. 696 735 735), Josep Maria Coll, responsable de sectores vegetales de la Comisión Permanente de UP (tel. 607 700. 809)

Visitas: 195

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio