Unión de Uniones apunta que, desde 2015, los ganaderos españoles han cobrado por la leche casi 2.000 millones menos de lo que les ha costado producirla

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras analizar datos de diferentes informes del MAPA y el INE, ha concluido que los ganaderos españoles del sector lácteo, tanto de vacuno, como de ovino y caprino, llevan cuatro años vendiendo la leche por debajo de sus costes de producción.
Unión de Uniones destaca que un 16 % de los ganaderos, cerca de 3.700, han abandonado la actividad, mientras la cifra de negocio de la industria láctea entre 2015 y 2017 (último año publicado) ha crecido un 5,5 %.
Las informaciones oficiales del FEGA sobre producciones y precios medios, permiten poner el valor de la leche entregada en España con los costes de producción de la ganadería, concluyéndose que, entre 2015 y 2018, los ganaderos españoles de vacuno, ovino y caprino, han vendido la leche por 1.932 millones de euros menos de lo que cuesta producirla: más trescientos millones se refieren al sector de ovino y caprino y, la mayor parte de ellos, unos 1.600 millones, al sector vacuno de leche en esos cuatro años.
La organización considera que la crisis de precios percibidos por el ganadero que se ha instalado en estos sectores en estas cuatro últimas campañas está en el origen de esta situación. En enero de 2019, el precio de la leche de oveja está un 14,3% más bajo que en enero de 2015; el de cabra un 6,4% por debajo y el de vaca sólo ahora se ha recuperado hasta igualar los niveles de hace cuatro años tras las caídas que se produjeron, sobre todo a partir de la primavera de 2015. Mientras tanto, el IPC de los productos lácteos, que absorben el 65 % del consumo, se ha incrementado en un 1,5 % en ese período.


En solo cuatro años 3.700 granjas cerradas.
Lo anterior explica también la pérdida de ganaderos en el sector productor, con la desaparición de más de 3.700 ganaderías entre enero de 2015 y enero de 2019, lo que supone el abandono del 16 % de los ganaderos.
“Si los demás no nos hemos ido” –aclaran desde la organización- “ha sido a costa de forzar la producción, echarle más horas a la granja, endeudarnos hasta los ojos y de muchos sacrificios personales y familiares”. Algunos ingresos adicionales (lana, ventas de animales para carne o ayudas) han resultado imprescindibles para no acabar de arruinar al resto de ganaderías.
“Los ganaderos nos vemos obligados a cerrar” protestan desde Unión de Uniones “pero no es porque los lácteos en el este sector agroalimentario vayan mal o no haya valor añadido para repartir, hay más negocio que nunca, el problema es que el beneficio se lo quedan unos pocos, mientras las administraciones miran para otro lado”.
En este sentido, según apuntan los datos de la Encuesta Industrial de Empresas del INE, la cifra de negocio de la industria láctea que en 2015 era de 8.905 millones de euros, había subido en 2017, último dato publicado, hasta los 9.397 millones de euros, es decir, un 5,5 % más. También se han incrementado, en un 4,6% sus resultados, medidos en valor añadido al coste de los factores, pasado de 1.602 millones de euros a 1.680 millones de euros.
La organización señala que todo esto se ha producido a pesar de una Ley de la Cadena Alimentaria, con un Acuerdo por la Sostenibilidad del Sector Lácteo y con una Interprofesional que recauda cada año de los ganaderos 1,5 millones de euros. Por ello, mantiene e insiste que urgen las reformas, tanto en la Ley, para que pueda sancionar realmente los abusos de posición de dominio; como en la configuración y funcionamiento de las Interprofesionales para que les sean útiles también a los ganaderos y no solo a la industria y al comercio.
Igualmente, Unión de Uniones se cuestiona si las autoridades de Competencia no deberían de oficio hacer un seguimiento sobre este sector, habida cuenta de los precedentes del sector industrial, ya que ya hace años la mayor parte de las industrias fueron multadas por ponerse de acuerdo para fijar precio y no tiene mucha explicación la diferencia de precios en España respecto del precio medio europeo.
Asimismo, la organización señala que, sobre todo, lo que hace falta “es un gobierno que plante cara a quienes están hundiendo a los ganaderos y les deje claro que no está dispuesto a permitirles acabar con este sector productivo pero por desgracia, solo lo vemos esas actitudes en las autoridades francesas y de otros países, hace mucho que no lo vemos ni en el Ministerio, ni en las Consejerías”.

Visitas: 74

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio