Unión de Uniones critica la escasa sensibilidad de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha con un campo atenazado por la sequía

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha censura los retrasos que se están produciendo en el pago de las ayudas del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 de esta región, con un muy bajo nivel de ejecución del 11,85 % en los dos primeros ejercicios, y en el abono de los anticipos de la PAC para miles de agricultores sujetos a teledetección a los que se les ha paralizado los expedientes. La organización critica la falta de sensibilidad que la Consejería de Agricultura, al coincidir estos retrasos con una extraordinaria sequía, que sitúa a los agricultores y ganaderos de la región en una situación muy complicada.

Las ayudas estructurales no llegan…

Comparando los datos que aporta el FEGA con la programación del PDR 2014-2020 de Castilla-La Mancha, de los 1.513 millones de euros de gasto público previsto para todo el período, en los dos primeros ejercicios cerrados a 15 de octubre pasado, deberían haberse ejecutado del orden de 650 millones; sin embargo, solo se han consumido 179,3 millones de euros, lo que representa solo una cuarta parte de lo que se tendría que haber realizado y el 11,85% del total del PDR.

Unión de Uniones considera que esto es solo el reflejo de los retrasos que se están produciendo en muchas de las ayuda estructurales que componen el PDR y que afectan a las principales líneas de apoyo a los agricultores, ganaderos y cooperativas, lo que, a su vez, se traducen también en una ejecución muy pobre de los presupuestos de la Consejería para estas medidas

En planes de mejora e incorporación de jóvenes agricultores las demoras son especialmente largas, teniendo en cuenta que las solicitudes se presentaron hace 15 meses. De los más de 31 millones de euros presupuestados en 2016 solo se pagaron 3,5 millones y del total de 43,1 millones para 2017, a fecha de septiembre no se había pagado nada.

En el caso de la agricultura ecológica, tras un primer aviso fallido para septiembre, la Consejería anuncia ahora para noviembre el pago correspondiente a las solicitudes de hace más de año y medio, en 2016. La ejecución de esta medida y las ayudas agroambientales, fue conjuntamente en 2016 de 37,6 millones de euros, cuando disponían de una partida de 67,1 millones de euros. Y al mes de septiembre, en 2017, de la agricultura ecológica no se había pagado nada y de los 22,2 millones de euros de agroambientales, sólo se había abonado a los agricultores y ganaderos 7,5 millones de euros.

Del programa FOCAL para la mejora de la transformación y comercialización, de los 114,1 millones presupuestados en 2016 se ejecutaron nada más que 14,8 y en 2017, cuando esta medida cuenta con 124,4 millones, tampoco se ha pagado nada en los tres primeros trimestres del año.

Y, por último, si nos referimos a los programas Leader, destinados al impulso de iniciativas privadas de desarrollo rural, en 2016, de un presupuesto de 35 millones solo se materializaron 7,9; y de los 45 millones de este año, no se ha pagado nada.

Con esta situación en los principales ejes del PDR, Unión de Uniones ha de ser muy crítica con la gestión de la Consejería de Agricultura, que ocasiona graves perjuicios a los titulares de las explotaciones agrarias que han basado su planificación e inversiones en unas ayudas que no llegan; unos titulares que en todo caso están obligados a cumplir los compromisos técnicos, ambientales, financieros ligados al condicionado.

La organización teme también que de no ajustar los presupuestos en los siguientes ejercicios y, sobre todo si se siguen incumpliendo como hasta ahora viene sucediendo, la ejecución del PDR de Castilla-La Mancha podría verse comprometida y, de seguir el ritmo actual, podría repetirse la pérdida de fondos europeos, como ya pasó con el PDR 2013-2017, cuando se dejaron de ejecutar 82 millones de euros, perdiéndose más de 47 de fondos comunitarios.

…Y los anticipos PAC tampoco llegan para miles de agricultores.

Por otro lado, coincidiendo con una campaña de una grave sequía, los controles de teledetección puestos en marcha este año para miles de agricultores castellano-manchegos conllevan la paralización de sus expedientes y que no hayan cobrado el anticipo del 70 % del pago básico y pago verde autorizado por Bruselas. Unión de Uniones desaprueba la inoportunidad de estos controles y de sus consecuencias para estos miles de agricultores y ganaderos cuyas solicitudes en la inmensa mayoría de los casos, por no decir la práctica totalidad, no tienen ninguna incorrección.

“Nos venden una y otra vez lo de las ayudas del PDR y el anticipo de la PAC” –han señalado desde la organización- “Estaría bien que en vez de tanto anuncio y tanta música, se tomarán las decisiones políticas necesarias para que los agricultores y ganaderos cobremos en plazos razonables, no esto que está pasando, que ya es impresentable”.

Foto: Molinos de La Mancha flickr photo by kballero. shared under a Creative Commons (BY-NC-ND) license

Visitas: 11

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2017   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio