Unión de Uniones reprocha el respaldo irresponsable del Parlamento Europeo a la Estrategia “de la Granja a la Mesa”

La Comisión no ha presentado ninguna evaluación de impacto y los estudios conocidos hasta la fecha identifican efectos negativos sobre el sector agrario europeo

Unión de Uniones critica el amplio apoyo que ha recibido del Parlamento Europeo la estrategia “de la Granja a la Mesa” con la resolución aprobada en el Pleno celebrado esta semana. La eurocámara ha dado el visto bueno a los objetivos de mayores restricciones y exigencias a la agricultura y ganaderías de la UE sin que se cuente ni con una evaluación de su impacto, ni con un nivel proporcional de nuevos apoyos financieros.

En esta semana, el Parlamento Europeo (PE) aprobó con 452 votos a favor, 170 en contra y 76 abstenciones, una Resolución sobre la nueva estrategia de la granja a la mesa. De este modo refrenda irresponsablemente los objetivos de la Comisión que se traducirán en la reducción del uso de fertilizantes, fitosanitarios, antimicrobianos, en la eliminación de la cría ganadera en jaulas y, en términos generales, en un mayor nivel de compromisos ambientales y de bienestar animal. Esto es así pese a que el Parlamento reconoce que el modelo europeo es ya el más exigente del mundo, que no se cuenta con mayores recursos financieros para apoyar esta transición, que no se han medido los efectos de la misma y que tampoco se cuenta en la actualidad con mecanismos que garanticen esos mismos estándares por parte de las producciones importadas desde países terceros.

 

“La resolución es un claro ejemplo de buenismo que da el ok a todo lo que la Comisión quiere imponer”, señalan desde Unión de Uniones, “pero sin medir los perjuicios para los agricultores y ganaderos europeos”. Unos perjuicios que, junto con las dudas de que la estrategia represente avances significativos en las emisiones GEIs a nivel global, han sido identificados por varios estudios independientes y que la Comisión simplemente se ha limitado a desmerecer sin haber presentado ninguna evaluación propia de impacto, transcurrido ya un año y medio desde su publicación.  

 

La resolución aprobada ignora, además, que los profundos cambios y los avances innovadores que serían necesarios para modificar los actuales patrones de producción y consumo no es posible que estén listos para acompasarse con las restricciones que la Comisión pretende imponer en el corto plazo. 

 

Entre otras cuestiones, Unión de Uniones considera que los objetivos de la estrategia sobre plaguicidas son poco realistas, los de fertilizantes demasiado ambiciosos, los relativos a la agricultura ecológica solo son alcanzables recompensando la conversión orgánica durante un periodo considerable y algunas pretendidas soluciones como la reducción del consumo de carne son simplistas y poco más que meras ocurrencias. “Que se haya dado el visto bueno a todo pone de relieve lo lejos que están algunos eurodiputados de la realidad que se vive en el campo de precios permanentemente deprimidos y encarecimiento de los costes de producción”, expresan desde la organización.

 

 

Visitas: 84

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio