Unió de Pagesos denuncia que las medidas por sequía en fruta dulce llegarán a destiempo un año más y reclama su aplicación inmediata

La organización recuerda que, según el Gobierno, estas ayudas tienen por objeto compensar las pérdidas de producción esperada en aquellos lugares en los que se opte por hacer un aclareo total

11 06 2024

Unió de Pagesos alerta de que las medidas establecidas por el Gobierno a través del Decreto ley 5/2024 (extraordinarias y urgentes de apoyo al sector agrario afectado gravemente por la situación de sequía, entre otros), convalidado por el Parlament, no se están aplicando por parte del Gobierno en funciones, lo que volverá a provocar que la ayuda deje de ser útil para los agricultores afectados y que no se podrá acoger por la tardanza al abrir el período de solicitudes.

Hay que tener en cuenta que la medida objeto de la ayuda, que es realizar un aclareo total de las plantaciones tirando la fruta al suelo para después aplastarla o picarla para evitar la proliferación de plagas y enfermedades no se puede empezar a ejecutar hasta que no se abra el período de solicitud de la ayuda, y la mayoría de variedades de cereza y de las variedades tempranas del resto de fruta de hueso ya hace semanas que han comenzado la recolección. Por tanto, volverá a depender del criterio de los funcionarios que certifican las actuaciones objeto de la ayuda si se considera o no que se ha cosechado la fruta del árbol y arrojado al suelo y se ha aplastado o picado. Esto mismo ya ocurrió el año pasado y Unió de Pagesos denuncia la falta de previsión del Gobierno, que hace que una medida que debería ser positiva para el sector acaba siendo inútil por la tardanza al abrir el período de solicitudes de ayuda por parte del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural.

La organización recuerda que, según el Gobierno, estas ayudas tienen por objeto compensar las pérdidas de producción esperada en aquellos lugares en los que se opte por hacer un aclareo total (sacar del árbol todos los frutos todavía inmaduros) de fruta dulce, en determinados municipios de la zona de riego del Baix Ter, del Baix Fluvià y de la Muga y de los pantanos de Riudecanyes, y de Guiaments, de Margalef y de la Palma d'Ebre, hecho que ahora es imposible de certificar, ya que es difícil diferenciar la fruta arrojada al suelo de la que, por madura, ha caído de manera natural. El pasado año sucedió lo mismo. La publicación del inicio del período de solicitudes de ayudas fue el 18 de julio, cuando la práctica totalidad del cultivo de la cereza y de la fruta más temprana que se hace en la zona más afectada por sequía ya estaba recolectada rectada.

Unió de Pagesos insiste en reclamar celeridad y eficiencia al actual Gobierno en funciones para que medidas útiles para el sector decididas por el propio Gobierno no acaben en fuego de virutas cuando pasan del acuerdo político a su aplicación por parte del Departamento de Acción Climática.