EL PICOTAZO: Agricultura y Agricultores: la cura va bien pero el ojo lo perdemos

Se termina ahora un año en el que, como ha llovido, las cosechas de cereales vino y otras producciones han sido mejores. La renta agraria  que estaba  al nivel de hace 20 años,  parece  mejoró hasta en  un 7%, según el Ministerio de Agricultura. Con todo y anotando es dato, seguimos estando  al nivel de rentas del año 97 y por debajo de la media nacional. Sin embargo es verdad que “el año agrícola” no ha sido en general malo.

En el sector agrario tenemos sin embargo un problema añadido y es que  se analiza nuestro estado de bienestar de forma distinta a la del conjunto de los ciudadanos,  dependiendo solo de las cosechas y como si fuésemos un colectivo al margen,  despegado o aparte del conjunto de la sociedad. Ha sido así hasta con la seguridad social y las prestaciones ya que siempre hemos tenido el régimen “Especial” Agrario de la Seguridad Social que ahora se va homologando  a trompicones con el régimen general, tanto para los trabajadores agrarios como  para los autónomos.

Siempre me ha parecido que ser un poco menos “especiales”, respecto de resto de los demás  ciudadanos, nos habría resultado más ventajoso, porque en realidad hemos venido siendo bastante “iguales” a la hora de las obligaciones y “especiales” a la hora de percibir nuestros derechos.

Agricultores ¿o ciudadanos con una profesión?

Lo cierto es que si los agricultores y ganaderos,  analizamos cómo ha evolucionado nuestra vida en el terreno de los derechos y obligaciones como ciudadanos, hemos retrocedido a mi manera de ver y mucho.

Los agricultores,  como no somos empleados de banca, ni de grandes compañías,  no se nos tiene en cuanta a los efectos de tener derecho a “jugosas” pre-jubilaciones, por el contrario, lo que han aprobado es que vamos a tener que regalarle al estado dos años más de trabajo al retrasarse hasta los 67 el derecho a recibir nuestra prestación.

Hemos visto subir el precio de la energía eléctrica para regar, o poner en marcha la ordeñadora, pero ¡ojo!, también en nuestro domicilio particular  como todo el mundo.

 Pagamos un IVA subido a las nubes de un 21%  por la mayoría de productos, como también en el sistema educativo, nuestros hijos tienen menos profesores y menos derecho a  becas que antes.

Como todos los ciudadanos normales, si no estamos en paro, tenemos en la familia algún hijo, sobrino o hermano al que hay que “echar un cable” porque no tiene trabajo, ni prestación.  Los centros de salud de las zonas rurales se cierran o se quedan en algo anecdótico y a mayor distancia;  se cierran algunas líneas de tren en zonas rurales, dicen que por falta de rentabilidad y a nuestros jubilados les reducen el poder adquisitivo de sus pensiones, a la vez que les hacen re-pagar una parte del precio de los medicamentos.

Un ganadero me decía con sorna el otro día, que si sus vacas enferman,  él está obligado por ley a declararlo, y a  garantizarle  a sus animales  una sanidad privada (pagada por el mismo)  con medicamentos gratuitos para ellas y -en caso de fatalidad-  tienen los gastos de entierro incluidos mediante el seguro obligatorio de retirada de cadáveres.

Eso, parece ser más de lo que en este país tienen ahora garantizado  los inmigrantes y  los indigentes y más de lo que parece que en un futuro va a  garantizarse  a las personas mayores, enfermos y dependientes.

En un par de años,  el estado español va de camino de estar un 30% mas endeudado de lo que ya lo dejo Zapatero y el déficit no consiguen resolverlo a pesar de los impresionantes recortes en muchos sectores, entre otros en el agrario. El  presupuesto del ministerio de agricultura, se reduce a mantener el gasto de sus edificios y  a realizar la suma de unas partidas  con nombres rimbombantes, pero que no son otra cosa,  que el pago de las nominas de los funcionarios de la administración general del estado, en el área agro-alimentaria y de los organismos vinculados a ella.

Mas impuestos

Como no saben ya de donde sacar más dinero, en los últimos días el ministro Montoro ha hecho unas declaraciones que suenan a dar vía libre a las comunidades autónomas para resucitar el impuesto del patrimonio y sangrar otra vez a lo poco que les quede a las clases medias, porque no veremos que paguen las grandes fortunas (sino al tiempo).   Acabaran pagando con sus ahorros los que se sacrifican una vida entera para tener un comercio saneado, un taller rentable o una explotación agrícola de la que se pueda vivir.  Ya veremos con  como al pasar a los hijos estos negocios familiares, hacienda se comerá un buen pellizco del sudor  y los esfuerzos de una generación.

¿Todo es por el bien común, o es para garantizar el bien común de unos cuantos?

Por tanto si tenemos que hacer balance de cómo ha ido el año agrícola y  diríamos que las estadísticas van bien pero las personas vamos de mal en peor. Es como lo del dicho popular “la cura va bien pero el ojo lo pierde”.

 Nuestros gobernantes dicen  que nos están sacando de la crisis, da  la impresión que con las medidas que toman  nos están metiendo en una mas profunda y mas larga, pero el que quiera, -para algo existe el Síndrome de Estocolmo - que les dé las gracias.

Yo  en cambio, para el año próximo deseo que bajen el IVA y el resto de los impuestos a las clases medias y bajas, que la energía eléctrica y los créditos cuesten lo mismo que en los demás países de Europa, que se mejoren las prestaciones sociales y  que la gente tenga empleo. Todo esto aunque los políticos,  no vean brotes  verdes, no se vea la luz del final del túnel, y las tendencias,  las desaceleraciones y las estadísticas no cuadren.

Pero que por favor ¡¡que nos dejen de sacar  de la crisis ya  ¡!.

Buen año a todos.

Visitas: 381

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

Comentario por Juan Manuel Palomares Herranz el enero 2, 2014 a las 10:09am

Como siempre, Álvaro, con total acierto.

Feliz 2014 !!

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2022   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio