EL PICOTAZO: Ahora "toca" la planificación hidrologica

Lo de la mala herencia recibida en política es en general,  un cuento chino y un engañabobos; de sobra saben los que relevan en democracia  a un gobierno como están las cosas. Solo hay que escucharles en la oposición antes de coger el poder diciendo lo mal que lo hace el que está y como lleva el país a la ruina. ¿Por qué entonces esos sobresaltos cuando cogen el mando? ¿ Es que no se creían ellos mismos sus discursos, cuando estaban en la oposición?.

Está claro, por otra parte, que cuando  los ciudadanos deciden darle la mayoría absoluta  al partido de la oposición, es por que  piensan que el partido que  está en el gobierno no lo hace bien, luego por tanto,eliminen aspavientos y demagogias, ya sabían ustedes, señores del gobierno,como estaban  las cosas y que no iban bien y los ciudadanos también. Por tanto  pónganse a arreglar problemas,  y  no insulten nuestra inteligencia con excusas de mal pagador.

Dicho esto, que me parece que es valido "en general " hay que reconocerle a Miguel Arias que tiene razón cuando dice haber recibido una mala herencia,  en temas de gestión y  planificación hidrológica.

En las dos anteriores legislaturas se han venido incumpliendo, de forma terca y reiterada por parte del PSOE, entonces en el gobierno, los plazos marcados por Europa y por  la Directiva Marco del Agua para la elaboración de los planes de cuenca  y el de elaboración  del Plan Hidrológico Nacional. De hecho fue cesada antes de tiempo, la única ministra que realmente intentó hacer algo en ese aspecto, Cristina Narbona.

 Después las cosas cambiaron y las personas; pocos políticos han dejado un rastro, tan grande  de inoperancia y de  actuaciones  inútiles,  en ese ministerio,  como el anterior Secretario de Estado y responsable de la Planificación Hidrológica.

Pero lo cierto, es que ahora  vamos mal,  además de  fuera de plazo,  en la resolución de problemas hídricos, tanto en los importantes como en los urgentes.

De hecho, en las cuestiones relativas a la depuración de aguas y al respeto a los cauces ecológicos de los ríos la situación es casi un drama nacional. Mucha de la culpa del  incumplimiento de la normativa en asuntos de depuración, la tienen los propios ayuntamientos mayoritariamente gobernados por los dos partidos PSOE y PP -aquí igualmente incumplidores-.

En las últimos años y en relación con los regadíos, lo más  relevante, quizá sean las  mejoras en los sistemas de riego que se han realizado para una mayor  eficacia en el ahorro de de agua y energía y  que hemos puesto en marcha los propios agricultores;  en muchos casos sin ningún apoyo público y con gran esfuerzo, por parte del sector.

Pero ahora necesitamos un horizonte claro, respecto de las disponibilidades de agua para planificar seriamente y a largo plazo nuestros cultivos y plantaciones. Eso sólo lo tendremos con unos planes de Demarcación (así llaman ahora a las cuencas) serios y que se cumplan.

La persona con más sensatez y experiencia en planificación hidrológica que he conocido me decía, hace años,  que hay que planificar cuando hay charcos en las calles y en los campos. Dando a entender que con las tensiones típicas de los periodos de sequía y en  situaciones de emergencia, o con manifestaciones en las calles pidiendo agua, nunca se hacen bien las cosas.

En eso tiene suerte Arias Cañete,  nunca en los últimos decenios,  hemos tenido una primavera tan lluviosa. Ahora con los pantanos llenos  y los acuíferos recuperándose - pero sabiendo que eso no durará-  es el momento de apretar el acelerador en la planificación hidrológica y sacar adelante el Plan Hidrológico Nacional buscando soluciones en lugar de culpables, aunque los haya.

Buena semana

Visitas: 211

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio