EL SECTOR PORCINO EXIGE SOLUCIONES PARA EVITAR EL CIERRE DEFINITIVO DE LAS PLANTAS DE TRATAMIENTO DE PURINES Y LAS EXPLOTACIONES

Las organizaciones representantes del sector porcino y la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines (ADAP) exigimos soluciones urgentes para que las plantas de cogeneración de tratamiento de purines reanuden su actividad, para evitar su cierre definitivo y permitan la continuidad de las explotaciones ganaderas.

 Modificación del sistema retributivo que hace inviable las plantas

Las 29 plantas de tratamiento de purines que hay en España ya han parado su actividad ante la propuesta de Real Decreto que regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de la cogeneración y la orden ministerial que lo desarrolla de acuerdo con la última reforma del sector eléctrico (Ley 24/2013, de 26 de diciembre), que modifican el sistema retributivo de la producción de energía con fuentes renovables, cogeneración y residuos –elimina la producción de energía en régimen especial-. El proyecto de orden establece un cálculo de los parámetros retributivos que no tienen en cuenta las características singulares de las instalaciones de tratamiento de purines respecto a las plantas de cogeneración convencionales. Este hecho resulta discriminatorio respecto a otras instalaciones de tratamiento de residuos, y si no se modifica supondrá de forma irremediable el cierre de todas las plantas de tratamiento de purines.

A finales de los años 90, ante la necesidad de encontrar una salida para el tratamiento de los excedentes de purines en zonas de alta densidad ganadera y dar cumplimiento al Real Decreto 261/1996 de aplicación de la Directiva nitratos, los ministerios de Agricultura y de Industria optaron por la vía de vincular el tratamiento de los purines a la cogeneración, en el marco de la aprobación del Real Decreto 2818/1998, de 23 de desembre, sobre producción de energía eléctrica para instalaciones que funcionan con recursos o fuentes de energías renovables, residuos y cogeneración.

En el año 2007 fue modificado el marco normativo y el Real Decreto 661/2007 preveía la supresión del marco vigente a los 15 años; por tanto, se garantizaba la supervivencia de todas las instalaciones del sector por un periodo mínimo de 15 años desde la fecha de la puesta en marcha (cinco de las plantas iniciaron su actividad en 2009).

Efectos del cierre de las 29 plantas de cogeneración de tratamiento de purines existentes en España

El cierre definitivo de las 29 plantas actuales afectaría a más de 2.000 explotaciones porcinas que actualmente gestionan sus excedentes en estas plantas (alrededor de 2.000.000 m3 de purines).

El cierre de las plantas crearía una situación crítica para las explotaciones ganaderas y las zonas afectadas, ya que las plantas garantizan que se puedan gestionar correctamente los purines, así como la continuidad de las explotaciones. El cierre de las plantas supondría, a su vez, el cierre o la reducción de la producción de las explotaciones ganaderas afectadas, ya que en la actualidad no se dispone de alternativas para la gestión de sus excedentes de purín.

El sector productor de ganado porcino en España representó, según datos de 2012, el 37,1% de la producción final ganadera y el 14,1% de la producción final agraria; siendo la producción final de porcino 6.062,8 millones de euros. Es el primer sector ganadero de España, y el segundo considerando todos los sectores agrícolas y ganaderos, solamente superado por el de frutas y hortalizas.

Los animales sacrificados en 2012 fueron 42.391.369, que suponen un incremento del 1,55% respecto a 2011, a pesar a que se ha producido una reducción en el censo de reproductoras del 6,4%; de 2,40 millones en 2011 a los actuales 2,25 millones.

El sector porcino es eminentemente exportador. De los 3,5 millones de toneladas de carne producidas en 2012, el 40% ha tenido como destino el comercio exterior, del que 1,1 millones de toneladas se han exportado a otros países de la Unión Europea (UE), y unas 300.000 toneladas han ido a terceros países.

Por qué debe asegurarse la continuidad de las plantas de cogeneración de tratamiento de purines

Les plantas, tras más de 10 años de funcionamiento, han demostrado que son un instrumento muy útil para garantizar una correcta gestión de los excedentes de purines de las zonas con más densidad ganadera.

El sistema de tratamiento de purines, con la eliminación del agua y obtención de un producto sólido, facilita su almacenamiento y la gestión de la fracción sólida como fertilizante en otras zonas agrícolas.

Además, las plantas de tratamiento de purines son una buena herramienta para ayudar a la gestión colectiva de los purines en el territorio.

Se ha efectuado una inversión importante en nuevas tecnologías con producción de biogás, que suponen importantes reducciones de emisiones de CO2 y de nitrógeno.

En las zonas rurales, esta inversión ha generado una actividad económica y nuevos puestos de trabajo, tanto en las plantas de cogeneración como en las granjas, por lo que es necesario preservar. Las plantas ayudan a la competitividad de la producción porcina.

 Sobre estas imágenes Rossend Saltivieri responsable del sector porcino

Visitas: 160

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio