LA UNIÓ alerta de robos masivos de fruta en la Vall d’Albaida

Los agricultores ya no saben que hacer y exigen soluciones

 LA UNIÓ de Llauradors alerta de robos masivos de fruta de verano en la comarca de la Vall d’Albaida en el transcurso de las últimas semanas ante la impotencia e indefensión de los agricultores afectados que no saben ya lo que hacer.

Toda la fruta de verano actualmente pendiente de recolección (ciruelos, albaricoques, melocotones…) y alguna hortaliza como es el caso de los melones son pieza fácil para los amigos de lo ajeno en los campos de la comarca y provocan que los agricultores pasen mucho tiempo en sus explotaciones, sin apenas vida familiar o tiempo de asueto, para evitar que se cometan estos robos. Este año que la existe demanda en la fruta los robos aún parecen ser mayores que en otras campañas.

Hoy se ha producido un caso paradójico y significativo de lo que sucede con los robos en el campo. Ha habido un robo en un campo de frutales de Quatretonda hasta que el dueño los ha visto y han huido. Se ha presentado la correspondiente denuncia en el cuartel de Benigànim, pero poco después estaban apostados de nuevo con el mismo coche escondido en un barranco al lado de un campo de melones para sustraerlos. Suelen hurtar con un coche para evitar sospechas y después llega una furgoneta que carga con toda la fruta robada. LA UNIÓ se ha reunido inmediatamente con el alcalde de Quatretonda para analizar la situación y tratar de buscar soluciones, aunque la misma también es extensiva a otras localidades de la comarca donde se suceden los robos. En la reunión se ha acordado pedir a la Conselleria de Gobernación que destine efectivos de la policía autonómica a la zona, que la policía local intensifique las labores de vigilancia en los campos y emitir un bando municipal para que se alerte de cualquier vehículo sospechoso tanto en el ayuntamiento como en la oficina de LA UNIÓ.

LA UNIÓ reclama mayor vigilancia policial en todas las zonas productoras de la Comunitat Valenciana y más presión e intimidación para evitar que se cometan los robos. Aparte de demandar un aumento de los efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado habría que incrementar los del ámbito autonómico y coordinar o mancomunar las diferentes policías locales o guarderías rurales existentes.

En este sentido LA UNIÓ va a exigir a la Delegación del Gobierno, en la reunión prevista para el próximo miércoles del grupo de seguridad en el ámbito rural, más vigilancia y control porque se suceden las campañas agrícolas y los robos van en aumento. El valor de lo robado en el campo valenciano, según los datos de LA UNIÓ, pasó de los 20 millones de euros el pasado año y en el actual ya se detecta un aumento de los mismos respecto a las mismas fechas del anterior que podría cifrarse en un 25% más.

Otro aspecto a trabajar y mejorar en los robos de las zonas rurales para LA UNIÓ es la persecución e inspección de las empresas (almacenes, chatarrerías, etc.) que compran producciones agrarias o de otro tipo y no puedan demostrar su procedencia o enclaves potencialmente susceptibles de vender mercancía robada, tanto de producto agrícola como de material como cobre, herramientas, etc. “Si se roba es porque hay un comprador detrás y por tanto hay que perseguirlo con todas las consecuencias”, señalan fuentes de LA UNIÓ.

Para más información: Miquel Oltra, vicesecretario general LA UNIÓ (670 50 79 83)

 

Visitas: 192

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio