LA UNIÓ cuestiona la falta de criterio e improvisación de la Conselleria de Agricultura en el proceso de selección de los Grupos de Acción de Local incluidos en la estrategia del Desarrollo Rural

LA UNIÓ de Llauradors cuestiona la falta de criterio y la improvisación de la Conselleria de Agricultura en el proceso para seleccionar los Grupos de Acción de Local (GAL) incluidos en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 (PDR-CV 1420).
A tan sólo ocho días para la selección de las candidaturas definitivas ha incluido un nuevo GAL, en este caso “Asociación Palancia-Mijares 14/20”. LA UNIÓ no cuestiona ni mucho menos esa candidatura, pero sí todo el proceso y la imprevisión de Conselleria en un tema de gran importancia para el futuro del desarrollo rural valenciano.
Cabe señalar que únicamente se pueden aprobar en la Comunitat Valenciana nueve grupos GAL, dada la dotación presupuestaria que se consigna a esta medida del PDR-CV 1420. El pasado mes de octubre se publicaron ya diez candidaturas seleccionadas para grupos de acción local provisional, una más de las permitidas. Estas candidaturas han contado con tres meses a partir de la publicación de selección de cada una de ellas para poder presentar su estrategia en su territorio de actuación. De esas diez candidaturas, tras la evaluación de dichas estrategias por la administración, deberían quedar al final nueve como definitivas y una por tanto quedar desestimada.
Con la publicación de hoy en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) de la estimación de la candidatura “Asociación Palancia-Mijares 14/20”, hay que desestimar dos y el proceso de selección va a sufrir un parón, puesto que legalmente debe darse a este nuevo grupo candidato el mismo plazo para la elaboración de su estrategia. Esta candidatura fue desestimada en octubre por incumplimiento de requisitos, aunque debió presentar recurso de reposición ante la Conselleria de Agricultura y ésta ha tardado mucho en aceptarla.
Esta circunstancia retrasa la decisión del Comité evaluador durante más tiempo y por tanto alarga los plazos de todo el proceso. El problema es que se puede poner en peligro la partida presupuestaria destinada al efecto y correr el riesgo de tener que devolver los fondos europeos destinados a los programas LEADER y la amenaza de no contar con ayudas europeas para ese periodo. El retraso que existe en relación al resto de comunidades autónomas ya es elevado, pues la Generalitat consideró -acertadamente- que estaba mal enfocado el proceso realizado por el anterior Gobierno autonómico y decidió partir de cero desestimando las candidaturas presentadas en primera convocatoria y establecer una segunda con criterios más adaptados a la realidad rural.
El resto de candidaturas GAL lleva reuniéndose sin problemas y trabajando en tiempo y forma, por lo que resulta ilógico que a ocho días de finalizar el plazo se estime una candidatura nueva. LA UNIÓ considera que los programas de desarrollo rural del anterior Gobierno autonómico quedaron marcados por el sectarismo, la ineficacia y la mala gestión; pero el actual Gobierno comienza ya también con desorganización e improvisación. Por tanto, LA UNIÓ exige a la consellera Elena Cebrián que “se centre de una vez en organizar y dar agilidad a este proceso porque el tiempo transcurre rápidamente y al paso que vamos, el Desarrollo Rural únicamente quedará reflejado esta legislatura en el nombre de la Conselleria”.

Visitas: 164

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio