LA UNIÓ ha pedido al IVIA que revise el proceso de regulación de la variedad de mandarina Orri ante posibles irregularidades

LA UNIÓ de Llauradors ha solicitado hoy al Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) que revise en profundidad el proceso de regulación de la variedad de mandarina Orri ante la incertidumbre originada y las posibles irregularidades del mismo. Esta petición se ha realizado en el transcurso de una reunión mantenida entre una representación de LA UNIÓ; encabezada por su secretario general Ramón Mampel con el nuevo director del IVIA, Enrique Moltó; donde ambos han coincidido en la necesidad de dotar de mayor transparencia a la actividad del instituto investigador. También ha pedido LA UNIÓ a Moltó que se destinen más recursos para renovar y cubrir las plazas pendientes de investigadores con objeto de que no queden proyectos importantes aparcados.

LA UNIÓ desea defender por encima de todo los intereses de los agricultores y citricultores valencianos en todo lo relacionado con las nuevas variedades de cítricos pues hay demasiados intereses por medio y muchas partes interesadas. Por ello ha trasladado al director del IVIA que en el proceso de regulación de la variedad Orri se han podido producir irregularidades, al comparar esta variedad con la Mor cuando sus orígenes genéticos son totalmente diferentes, lo que lleva a pensar a LA UNIÓ que “el proceso de registro ha sido inadecuado y poco riguroso y que para solicitar el registro de una nueva variedad se deben realizar obligatoriamente los ensayos con la más similar o con la variedad de la cual procede”.

En el caso de la Orri se deberían haber realizado los ensayos comparativos con la variedad Orah, variedad original a partir de la cual se obtuvo y además la más parecida a ella. Al haberse comparado la variedad Orri con la variedad Mor “supuestamente pueden existir indicios de ocultación o manipulación no imputables al IVIA, es decir, se tenía que haber comprobado que la Orri era diferente a la Orah”, según han indicado hoy a Moltó los representantes de LA UNIÓ.

LA UNIÓ pide por tanto al IVIA que investigue y revise ese proceso de regulación, si procede, pues debería haberse realizado respecto a una variedad similar, en este caso, de la que proviene, la Orah, para tener las garantías de que se trata de una variedad nueva, distinta, homogénea y estable.

En este sentido, LA UNIÓ también demanda que se realicen las gestiones y trámites necesarios para poder irradiar la variedad Orah en la Comunitat Valenciana con la finalidad de obtener y poner a disposición del sector citrícola valenciano una nueva variedad con características deseables para la citricultura valenciana, y que no se deban satisfacer los royalties que se le exigen a la variedad Orri, favoreciendo la competitividad y rentabilidad de las explotaciones citrícolas.

En esta reunión el director del IVIA ha confirmado a LA UNIÓ así mismo que el informe emitido por un investigador de ese instituto sobre la variedad de mandarina Tango “no está avalado oficialmente” y que como se encuentra en un proceso judicial “el IVIA no va a tomar parte en este asunto mientras diriman los tribunales”.

Para más información: Ramón Mampel, secretario general de LA UNIÓ (609 28 29 16)

Visitas: 209

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio