LA UNIÓ señala que las heladas de estos días provocan daños importantes en el cultivo del almendro ante una floración tan avanzada

 Aunque las lluvias han sido muy beneficiosas porque el campo estaba muy necesitado,  las heladas y el pedrisco, en algunas zonas muy localizadas, han producido daños importantes.

LA UNIÓ de Llauradors informa que las heladas de los últimos días han provocado daños de bastante importancia en el cultivo del almendro cuya flor estaba ya muy avanzada en algunas zonas productoras.

Las variedades más tempranas de almendro son las más afectadas. En la comarca del Vinalopó se ha podido perder entre el 60 y el 70% de la cosecha de la próxima campaña. También las zonas productoras de Castellón y Valencia se han visto afectadas. El almendro se trata además de un cultivo cuyo seguro agrario se contrata poco porque las condiciones actuales del mismo no se adecuan a la realidad productiva y por tanto no resulta interesante su contratación.

Los productores tendrán así importantes pérdidas que no se verán compensadas. En este sentido LA UNIÓ reclamará ayudas para los afectados por cuanto los daños serán muy elevados, aunque habrá que esperar a la evolución de los próximos días para valorar la incidencia exacta de la helada en la flor. Precisamente ahora que los precios de la almendra repuntaban hasta hacer rentable el cultivos, estas heladas supondrán de nuevo un duro golpe.

Los productores del níspero de la zona de Callosa de Ensarrià también han mostrado su preocupación porque el fruto comienza ahora la fase de maduración y se trata de un momento delicado.

El pedrisco ha afectado también a zonas aisladas de la Comunitat Valenciana y en algunos casos iba mezclado con abundante agua, lo que minimiza los posibles daños.

En el conjunto de la Comunitat Valenciana las precipitaciones han sido muy positivas y beneficiosas para el campo porque hacía mucha falta. Tras más de dos meses sin lluvias y además con mucho viento que todavía reseca más la tierra, han sido bien recibidas. El agua caída posibilita la recarga de los acuíferos, ahorra riegos, limpia los árboles ante posibles plagas y regenera el pasto de los animales. También resulta beneficiosa la nieve caída para cultivos como el cereal, la viña o el olivo.

En algunos lugares debido al volumen de lluvias caídas en pocas horas han podido ocurrir los típicos problemas de inundaciones o dejar caminos en mal estado que impedirán el acceso a los campos, por lo que cabe confiar que se arreglen lo más pronto posible.

 

Para más información: Ramón Mampel, Secretario General LA UNIÓ (609 28 29 16)

Visitas: 182

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2020   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio