La Unión de Uniones e Izquierda Unida reunidas para analizar las preocupaciones del sector agrario castellano-manchego

La organización agraria y la formación política han repasado en la reunión mantenida este jueves diversas cuestiones y mostrado su coincidencia en el análisis de algunos de los problemas que aquejan al medio rural castellano manchego. Ambas entidades valoran positivamente el encuentro que debe servir para mantener un contacto fluido y trabajar en la defensa del agricultor profesional.

La Unión de Uniones de Castilla-La Mancha e Izquierda Unida han mantenido una reunión en el contexto de la ronda de encuentros que la organización agraria mantiene con las diferentes formaciones políticas de la región para presentar sus propuestas y analizar posibles puntos comunes que pudieran materializarse en ejes programáticos de cara a las próximas convocatorias electorales.

Así, Jorge Rodríguez, Secretario General de la Unión de Uniones en Castilla-La Mancha ha presentado la organización agraria a la formación política, representada por su Coordinador Regional, Daniel Martínez, y puesto sobre la mesa la utilidad de mantener un contacto fluido entre ambas entidades. De esta manera, se han planteado algunos temas concretos en los que ha existido bastante coincidencia, como son el Plan de Desarrollo Rural, los problemas vitivinícolas, la cuestión del agua, los robos en el campo y los costes de producción. Rodríguez ha querido mostrar su rechazo al hecho de que el agricultor profesional esté perdiendo protagonismo y apoyo en las políticas estructurales y a la reducción de la aportación financiera del Ministerio de Agricultura al Plan de Desarrollo Rural 2014-2020 que podría representar cerca de 200 millones menos de inversión pública en los próximos años de ejecución de dicho plan.

Por su parte, Daniel Martínez ha expresado su satisfacción por encontrar personas y colectivos preocupados por la situación de la agricultura y la ganadería en nuestra comunidad que, coincidiendo también con el análisis del sindicato, no es tan buena como ha querido vender el gobierno del Partido Popular. La organización agraria y la formación política comparten la preocupación por cómo se está gestionando la cuestión del agua para los intereses agrícolas y ambientales de la región y la errónea manera en que desde el Ministerio se ha manejado la crisis del sector vitivinícola a lo largo de este año contribuyendo a hundir los precios y no a buscar soluciones.

Desde IU se ha puesto el acento en los perjuicios para el sector agrario de la posible firma del Tratado de Libre Comercio (TTIP) entre EEUU y la Unión Europea que, a juicio de Martínez, representaría un grave problema para la competitividad y subsistencia de las pequeñas explotaciones agrarias y ganaderas. La Unión de Uniones ha apuntado que en este tipo de acuerdos preferenciales el Gobierno debe exigir a la Unión Europea que se garantice el respeto al principio de reciprocidad, que los productos procedentes de terceros países cumplan similares exigencias a los europeos, se controlen sus destinos y se identifique su procedencia a los consumidores.

Ambas entidades se han mostrado mutuamente su buena disposición a profundizar en posteriores ocasiones en los temas tratados y otros de interés para los agricultores y ganaderos de la región.

Visitas: 192

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio