Leche: "Contrato si…pero no a cualquier precio", por Adoración Martín Garcia

Soy una ganadera de vacas de leche de Nava de Arevalo, Ávila.

De todos es sabido que la situación actual del sector es caótica, debido principalmente al bajo precio percibido por la leche frente a una fuerte subida del alimento de nuestros animales, el cereal.

La leche es un alimento de primera necesidad, pero, ya sea por un motivo o por otro no se reconoce lo que nos cuesta producirla, una labor que conlleva el sacrificio de muchos ganaderos y ganaderas los 365 días del año.

Llevamos mucho tiempo oyendo decir que es un sector estratégico, y que fija población en el medio rural, nadie puede olvidar que generamos muchos puestos de trabajos directos e indirectos, según dicen los que hablan de esto uno por cada 10 vacas de leche.

Los ganaderos de Castilla y León producimos leche de primerísima calidad, pero nosotros como al resto de ganaderos españoles, tenemos los días contados, y os puedo asegurar que una granja de leche que se cierra hoy no se vuelve a abrir.

Estamos ya cansados de producir por debajo de costes, pues es bueno que el conjunto de la sociedad sepa que producir un litro de leche, de unos meses para acá, se sitúa entre 0,40 y 0,43 euros, mientras que apenas nos pagan por él 0,29 y 0,31. Salta a la vista que con este diferencial es imposible subsistir, por eso en este país se cierran entre dos y cuatro granjas diarias.

Ayer se aprobó el real decreto que establece las condiciones del famoso contrato entre industria y ganadero, que parece ser la panacea o la salvación para el sector, pero los profesionales que, de verdad, nos dedicamos a esto no lo vemos así, pues nos obliga a tener un contrato firmado el día 3 de octubre para poder comercializar la leche.

Ese acuerdo es una herramienta que el Ministerio nos pone encima de la mesa para que la utilicemos, pero resulta que viene sin manual de instrucciones. Como ganadera le veo positivo para garantizar la recogida de la leche, pero no para dar una estabilidad al sector, que cada día más pedimos a gritos. Me pregunto ¿QUE PASARA SI EL DIA 3 LA INDUSTRIA NO ME QUIERE FIRMAR EL CONTRATO? ¿O SI QUIERE QUE YO SE LO FIRME A UN PRECIO POR DEBAJO DE LOS COSTES DE PRODUCCIÓN?

Si cualquiera de estas dos cosas sucede tendré, tendremos, que echar la leche para que se la coman las vacas, y el mercado nacional quedaría desabastecido, ¿ la industria tendría capacidad y logística para traer 800 cisternas de Francia diarias?
Según el informe del Rabobank se espera una fuerte reducción en la producción de leche, y un importante incremento en el consumo.
No se si esta carta será del agrado de todos, pero hay algo muy claro, firmar por debajo de los costes de producción, es firmar la sentencia de muerte para el sector.

Fdo. Adoración Martín García

Visitas: 253

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2019   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio