UGAMA demanda al Gobierno Regional Madrileño protección física y jurídica para los perros pastores, especialmente mastines

La Unión de Ganaderos, Agricultores y Silvicultores de la Comunidad de Madrid ha solicitado a la Consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid Doña Paloma Martin Martín que en la elaboración del nuevo reglamento por el que se desarrolla la ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid se excluya a los que sean empleados con fines de manejo y custodia para el desarrollo de la actividad ganadera.

La Organización considera que la normativa que se está preparando no tiene en cuenta la especial consideración que deben tener los perros pastores. Ante las denuncias que están atendiendo sus servicios jurídicos, UGAMA opina que “es absurdo, por ejemplo, que un mastín, que está para proteger al ganado de depredadores tan poderosos como los lobos, haya que llevarlos atados y con bozal”.

Los ganaderos denuncian otras incoherencias que se observan en la regulación, fruto del desconocimiento del sector ganadero desde el que se ha elaborado y la falta de consulta a los interesados. “El problema está en que no diferencia entre lo que son mascotas y lo que son animales que nos ayudan en nuestro trabajo”, expresan desde la organización, recordando que son las propias administraciones las que recomiendan el uso de perros pastores para prevenir ataques a la ganadería.

UGAMA reclama, por lo tanto, que no se apliquen algunas obligaciones, que si pueden ser adecuadas para los animales de compañía, pero no para un perro ganadero. Esto sucede con la prohibición de circular por vías públicas sin acompañamiento de personas, que supone una infracción grave. “En nuestro trabajo circulamos por cañadas o vías pecuarias, que son vías públicas, y nuestros perros no puede ir a los pies del pastor, sino que tiene que estar pendientes del rebaño para conducirlo con seguridad para todos”, explican.

La organización pide, además, que se permita el uso de carlancas o carrancas como protección ante los ataques generalmente de varios individuos de lobos y que les hace especialmente vulnerable. Igualmente se solicita que los ganaderos pueden criar y seleccionar sus propios mastines: “son animales que necesitan unas aptitudes muy especiales y los ganaderos a menudo colaboramos unos con otros para tener los mejores ejemplares”; por lo tanto, que la reproducción solo puedan hacerlo criaderos registrados y que haya que esterilizar a los machos que salgan de estos centros, no solo es un coste adicional muy gravoso para los ganaderos, sino que no da garantía de que los animales sirvan para llevar a cabo adecuadamente su labor.

UGAMA, que ya ha expresado en anteriores ocasiones su malestar y oposición a la unilateral sobreprotección del lobo que quiere llevar a cabo el Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, considera que, al menos, se tendría que apostar por dotar a los afectados de la única herramienta mínimamente eficaz para evitar o repeler los ataques que continuamente se vienen sufriendo, por lo que insta a la Comunidad de Madrid a que sea pionera en la gestión de la problemática de la convivencia de la ganadería con el lobo y a que “no se comporte como están haciendo en el Gobierno de la Nación” y cuente con los ganaderos antes de tomar decisiones que nos afectan.

Visitas: 11

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio