Unió de Pagesos acuerda encerrarse en la sede del Departamento de Agricultura en Barcelona por el incumplimiento de la consejera en la aplicación de una moratoria a los créditos de la avellana

Una treintena de productores de avellana afectados por el incumplimiento de los compromisos del Departamento de Agricultura en la aplicación de una moratoria de un año de los créditos del plan de choque suscritos con el Instituto Catalán de Finanzas y convocados esta mañana para Unió de Pagesos en una asamblea para tratar esta cuestión en Reus (Tarragona) han valorado que no se puede asumir el incumplimiento de la consejera Teresa Jordà los compromisos adquiridos en octubre de 2020 para la aplicación de la moratoria. Por este motivo, ante la ineficiencia y la desidia demostrada, los afectados han decidido llevar a cabo, próximamente, un acto de protesta consistente en un cierre en la sede central del Departamento de Agricultura, en Barcelona, ​​para reclamar el cumplimiento de la moratoria .

La consejera Teresa Jordà se comprometió a aplicar esta moratoria el 7 de octubre de 2020, después de una bajada de la producción de avellana del 60%. Desde noviembre de 2020, la organización ha recordado repetidamente al Departamento la necesidad de articular una ayuda de minimis que cubra los intereses de la moratoria de la segunda cuota semestral y la negociación de la moratoria con el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) . Sin embargo, Agricultura ahora niega el acuerdo de asumir los intereses y justifica la imposibilidad de que el ICF aplique la moratoria.

Hay que recordar que en 2018 fue un año muy perjudicial para los productores de avellana. Las ráfagas de la primavera y las lluvias del otoño, junto con la bajada del precio internacional de la avellana por la devaluación de la moneda turca, provocaron una reducción drástica de la producción, que llegó a ser del 30% de una cosecha media, y una pérdida de ingresos muy elevada. En ese momento, el Departamento de Agricultura anunció medidas para los productores, sobre todo para los jóvenes incorporados, y en marzo de 2019 aprobó un plan de choque que contenía, entre otras medidas, una ayuda directa por hectárea 2019 y la habilitación de créditos a interés 0 con el ICF.

En 2020, las adversidades de la climatología provocaron otra reducción de la producción muy importante, que en el Camp de Tarragona llegó a ser sólo entre el 30% y el 40% de la cosecha esperada. En octubre de 2020, Unió de Pagesos consiguió el compromiso de la consejera de Agricultura para aplicar una moratoria de un año de las cuotas de los crédito suscritos con el ICF asumiendo los intereses, a fin de paliar los efectos de este nuevo impacto sobre la liquidez de las explotaciones.

También hay que tener en cuenta que los productores de avellana, en este tiempo tampoco vieron cumplida la promesa del Departamento de trabajar lo más rápido posible ni la de interceder para que Agroseguro y ENESA aprobaran un nuevo seguro de rendimientos para la avellana.

Tras varias gestiones por parte de la organización, la moratoria de la primera cuota semestral se desatascó, in extremis, el último día de pago, gracias a que el ICF arregló el año de carencia que ya contemplaba el crédito, pero ahora el Departamento argumenta la imposibilidad de cumplir con el resto de compromisos.

En la rueda de prensa han intervenido Rafael Español, responsable del sector de Frutos Secos de UP; Dani Forcadell, responsable de Sectores Agrícolas de UP; Sergi Martín, miembro de la sectorial de Frutos Secos de UP, y Ester Gomis, con función delegada de la sectorial de la Frutos Secos del la organización.

Visitas: 15

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio