Unión de Uniones pide a los europarlamentarios españoles que el nuevo Reglamento de producción ecológica contemple las necesidades de la agricultura mediterránea

Este miércoles 15 de julio la reunión de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo empieza a examinar las enmiendas a la propuesta de Informe del Parlamento Europeo respecto a la propuesta de la Comisión Europea para el nuevo reglamento sobre producción ecológica y etiquetado de los productos ecológicos.

Por este motivo, desde la Unión de Uniones se ha hecho llegar a los eurodiputados españoles que forman parte de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo (PE), Jordi Sebastià (Compromís), Clara Eugenia Aguilera (PSOE), Esther Herranz (PP) y Lidia Senra (Alternativa Galega de Esquerda en Europa), un documento con las observaciones de la organización a la propuesta de informe del Parlamento Europeo, elaborada por el ponente Martin Häusling (del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea), con el objetivo de que el PE apruebe en su informe un posicionamiento que contemple la realidad de los agricultores y ganaderos ecológicos españoles y respete las particularidades del sistema mediterráneo de producción ecológica, de igual modo que se respetan las particularidades de los países nórdicos.

Por estos motivos, las observaciones presentadas por la Unión de Uniones se centran entre otras cosas en permitir la existencia de explotaciones mixtas (convencionales y ecológicas), pues en ciertas zonas productoras hay plagas y enfermedades endémicas que dificultan enormemente la conversión al sistema de producción ecológico o tipologías de explotación (parte agrícola ecológica y parte ganadera convencional) que quedarían fuera del sistema de certificación ecológico.

Asimismo, se solicita facilitar la conversión al sistema ecológico de producción de las explotaciones convencionales porcinas y avícolas permitiendo una conversión por fases a través de un plan aprobado por la autoridad competente. La Unión de Uniones recuerda que actualmente no se puede disponer de una misma especie ganadera en convencional y en ecológico en la propia explotación. Esta situación imposibilita que los productores de cerdos y aves en convencional puedan hacer frente a una reconversión de toda su explotación ganadera convencional al sistema ecológico debido a la enorme inversión necesaria para adaptar la explotación a la producción ecológica y al largo periodo improductivo que deben asumir. Por estos motivos, en estos casos, siempre y cuando se asegure que no habrá confusión entre el manejo de la parte ecológica y convencional, desde la organización se considera que se debería permitir que puedan coincidir en la misma explotación animales de la misma especie.

Además, se pide que se permita toda mutilación que suponga una mejora para el bienestar animal o la seguridad laboral de las personas trabajadoras de las explotaciones ganaderas. Las restricciones actuales a ciertas prácticas de manejo usuales, como el recorte de cuernos, picos, rabos y colmillos no obedecen a criterios de producción ecológica sino a una idealización del sistema de producción ecológica que se traduce en esta estética. Hay prácticas habituales de mutilación que son necesarias para asegurar el propio bienestar del resto de los animales del rebaño o la seguridad laboral del personal de la explotación, no hay que olvidar, argumentan desde Unión de Uniones, que la ganadería nace de la domesticación de animales salvajes. Ni se debe olvidar que el comportamiento fuertemente jerárquico de la mayoría de especies animales se ve incrementado por el hecho de disponer de más acceso al aire libre para poderlo desarrollar, que en los animales en convencional. Por eso, el reglamento, según la organización ha de permitir garantir que se asegure el máximo comportamiento natural de los animales, con la necesaria seguridad laboral y bienestar de todo el rebaño.

También la Unión de Uniones solicita que las superficies comunales puedan continuar siendo usadas por los ganaderos ecológicos de las zonas de montaña sin costes añadidos, es decir sin la necesidad de separación física entre los diferentes rebaños que pueden pastar en los comunales, debido a que en muchas ocasiones el propio manejo del rebaño ya asegura que no pueda haber confusión.

La organización pide que se autorice el uso de semilla convencional no tratada químicamente, en caso de no haber disponibilidad de semilla certificada en ecológico. A día de hoy, comentan, no hay suficiente variedad de semillas certificadas ecológicas debido al escaso interés que muestran las empresas de semillas por el sector ecológico y hasta que esto no se corrija no se puede dejar a todo un sector sin material de siembra.

La Unión de Uniones cree necesario incrementar los casos en que se puede reducir el período de conversión, apostando por acortar el período de conversión de las superficies convencionales a ecológicas, siempre y cuando sea técnicamente aceptable, como por ejemplo en el caso de plantaciones abandonadas,

La organización propone un cambio de paradigma respecto a la fertilización, considerando que uno de los principios de la producción ecológica es la utilización responsable de la energía y los recursos naturales, como la materia orgánica, proponen que aquellas explotaciones mixtas con parte agrícola en ecológico y parte ganadera en convencional, puedan utilizar la materia orgánica de la parte convencional en sus tierras en ecológico, con el objetivo de fomentar el autoabastecimiento de materia orgánica por parte de la propia explotación.

Por otra parte, desde el sector ecológico de la Unión de Uniones y la Asociación de fabricantes de productos fitosanitarios, AEPLA se han empezado gestiones para que vuelva a ser posible utilizar en la Unión Europea el fosfato diamónico, un sal usada en enología que se vio que era un buen atrayente en la captura masiva de la mosca. Este producto, ya no se puede utilizar pues ninguna empresa lo defendió durante el proceso de revisión de las materias activas de la UE para adaptarla a las nuevas exigencias europeas, fruto de la revisión del año 2009.

Para más información: Carles Mencos: responsable de agricultura y ganadería ecológica de la Unión de Uniones. 666414645

Visitas: 253

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos para añadir comentarios!

Participar en Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos

https://www.facebook.com/uniondeuniones

EL TIEMPO

 

© 2021   Creado por UNIÓN DE UNIONES.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio